Consejos para viajar embarazada en Semana Santa

17 de abril de 2014 por

Si estás embarazada aprovecha estos días de Semana Santa para descansar, y si planeas viajar en el siguiente artículo te ayudamos con algunos consejos para que prepares el viaje con tiempo y puedas disfrutar sin problemas. El embarazo no es impedimento para viajar, aunque claro, dependiendo de cuántas semanas de embarazo tengas debes tener en cuenta que no puede ser muy largo. Por ejemplo, si ya estás de 9 meses o estas en la semana 35, lo mejor es que contemples salidas cortas a lugares que no se encuentren muy apartados y no impliquen grandes desplazamientos, recuerda evitar situaciones en las que estés desprevenida.

Long-haired woman at railway station

Sin embargo, aunque sean pocos días, prepara tu viaje y descansa esta Semana Santa. Para ello, lo primero que tienes que hacer es confirmar con tu médico que estás en buenas condiciones de salud para viajar. Si te lo confirma, comienza a mirar posibles destinos.

Para planear tu viaje en esta Semana Santa te damos los siguientes consejos:

  1. Ropa y calzado: Lleva ropa cómoda, trata de que no tenga elásticos y que no apriete. Procura escoger siempre zapatos cómodos y flexibles, evitando los tacones o las plataformas. Puedes mirar tiendas premamá para conocer los productos de las nuevas temporadas.
    Trata de conocer el pronóstico climático de los días y del lugar al que viajas para llevar la ropa apropiada. Aunque haga buen tiempo, siempre ten presente una chaqueta liviana o impermeable para protegerte de cualquier lluvia inesperada y evitar posibles resfriados.
  2. Los mareos: Si te mareas con facilidad o estás en las primeras semanas de embarazo, será normal que te marees y sientas ganas de vomitar, por ello te recomendamos que lleves comida para picar, por ejemplo, galletas saladas o una pequeña fruta. Eso puede ayudarte a disminuir el efecto de las nauseas. Las bebidas digestivas también se aconsejan.
  3. El medio de transporte: Aunque el lugar sitio de destino influye para escoger el medio de transporte, si tienes varias opciones debes considerar los pros y los contras de cada una e infórmarte de las medidas de seguridad o de control que estén establecidas para cada caso:
  • El avión: Si vas a hacer un viaje largo el avión es muy recomendable. En un principio no hay ningún riesgo para la madre o el bebé, sin embargo es mejor que descartes cualquier duda con tu médico pues todos los casos son únicos y los cuerpos diferentes. Por lo general no hay restricciones para las embarazadas hasta las 28 semanas de gestación aunque algunas aerolíneas extienden el plazo hasta las 32 semanas. Por eso es mejor que te informes.
  • El tren: Es el medio de transporte ideal para la embarazada, ya que puede levantarse y cambiar de posición con comodidad. Además este medio tiene pocas medidas de control para las embarazadas por ser seguros.
  • En coche: Si tu viaje es corto lo mejor es el coche. Evita conducir pues lo ideal es que el coche lo conduzca otra persona, de lo contrario puede ser una opción agotadora. Cuando estás muy gordita se aconseja no conducir. Si en Semana Santa escoges el coche para viajar, trata de parar cada dos horas para descansar, estirar las piernas o para beber agua y picar algo.
  • En autobús: Si el viaje es largo no es muy aconsejable ir en bus, porque el espacio es limitado y algunos no suelen tener baño.
  • En barco: No se recomienda si la embarazada sufre de nauseas o fácilmente se marea en los viajes.

Esta Semana Santa, aprovecha los días de fiesta para descansar y viajar.

Temas: Embarazo, Embarazo mes a mes, Viajar en familia

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.