Universales ante el juego

26 de julio de 2011 por

niños del mundo

El manejo de otras lenguas distintas a la madre es un elemento que día tras día adquiere una mayor importancia entre las familias, ya que este conocimiento se ha convertido en un factor desencadenante en el desarrollo tanto social como profesional de los niños.

Un modo de que esta integración con las lenguas extranjeras se produzca de manera natural y divertida puede ser el juego. Una vía, a través de la que cualquiera de nuestros pequeños puede comenzar ya no sólo a interactuar con las lenguas extranjeras, sino también con otras culturas. Un vehículo que desde las edades más tempranas activa el aspecto más social del niño al tiempo que le ayuda a percibir como iguales al resto de razas o culturas.

“La razón principal radica en la propia universalidad del juego.”

Es decir, para jugar no se necesita una lengua común, basta con sentir amor hacia el juego y una comunicación espontánea, sin barreras en la que generalmente priman los gestos y las sonrisas. De hecho, si hacemos una pequeña retrospectiva hacia nuestros años de máxima juventud, observamos como en última instancia todos jugábamos a los mismos juegos, llamados de distinta manera, pero finalmente los mismos juegos. ¿Quién no se recuerda cubriéndose los ojos con una cinta, dando vueltas sobre sí mismo y simulando ser la “ Gallinita Ciega” que trata de pillar a su grupo de vecinos o amigos del colegio?. No creamos que este gracioso juego es únicamente español, en China por ejemplo, cuenta con una gran tradición que se remonta a los años de los Tudor siendo conocido como “ El hombre Ciego”.

Lo miremos desde el ángulo que lo miremos, todos nacemos iguales, con las mismas necesidades siendo el juego un nexo de unión único y multicultural. No obstante, junto a la “Gallinita Ciega” muchos otros son los juegos que compartimos los cincos continentes. Otro ejemplo sería el llamado en Méjico “Mamaleche”, en inglés “Hopscotch” y en español “Rayuela”, donde lanzando un pequeño objeto sobre los números dibujados en el suelo (primero al 1, luego al 2 y así sucesivamente), hay que saltar a la pata coja sobre los cuadritos numerados del 1 al 9 hasta llegar al 10 el cual es un gran círculo.

Otro podría ser el tradicional “Pañuelo”, en el que se asigna un número a los participantes de cada equipo, de manera que el árbitro del juego grita uno de los números teniendo, los participantes que lo tengan asignado, que correr hacia él para tratar de cogerlo y volver hacia el lugar donde está su equipo sin que el contrario le alcance. Aquél que no agarre el pañuelo o sea pillado es descalificado.

Finalmente el conocido “Simón dice” o en inglés “Simon Says”, en el que los jugadores tienen que hacer aquello que Simón dice. El truco reside en que si el mandato no va acompañado de la frase “Simón dice” y los participantes lo llevan a cabo serán eliminados. Un juego más que didáctico ya que lo que realmente se entrena es la capacidad de cada uno de los niños para distinguir entre las peticiones válidas e inválidas, más que demostrar su capacidad física para realizarlo. Queda demostrado que ante el juego todos manejamos un único código, sencillo, de unidad y comprensible por cada uno de nosotros.

Para aprender idiomas jugando un buen punto de partida son los eventos mensuales “Kids Fun Ideas” Aprender idiomas jugando ya es una realidad y los eventos Kids Fun Ideas reúnen a los mejores profesionales, padres y niños para vivir una experiencia única y sobre todo divertida.

Temas: Actividades para niños, Educación de los niños, Familia, Juegos infantiles, Niños, Ocio y tiempo libre, Sin categoría

Comentarios 1 comentario
  1. Estoy de acuerdo con el articulista. Los niños deben de aprender el inglès a los 3 años porque se ve aquì en OSSSINING (Dale Ave,) Westchester 10562- N York, el triste papel que desempeñan los hispanos al no poderse comunicar fluidamente con sus patrones, gracias a los cuales sobreviven y a veces progresan economicamente. Como se dice habitualmente un hispano sin inglès aquì es NOTHING. Gracis por la pàgina

    gabriel palomeque — 6 de agosto de 2011 @ 18:45 pm
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.