Una gran tradición: Galletas María

9 de enero de 2009 por

cookiesLas galletas “María” han constituído siempre un producto de gran aceptación popular y se han consumido prácticamente en todos los hogares españoles. Parte de este éxito se ha debido a que poseen una textura y sabor agradables. Además, son combinables con muchos alimentos; se pueden diluir en diversas recetas caseras; son fáciles de tomar y muy cómodas de transportar.

Ingredientes

Básicamente son: harina de trigo, azúcar y grasas comestibles. Algunas de las galletas María incluyen un baño de huevo (“bañadas en huevo”) y cantidades de grasa añadida. Además, se emplean diversos aditivos para potenciar el sabor, conservantes, etc.

Sus valores

Se caracterizan por un elevado valor calórico con alrededor de 450 kcal. por cada 100 gr. de galletas, lo que corresponden a 16-17 unidades. Esto significa que una ración mediana de 6 galletas equivaldría, aproximadamente, a 170 kcal., lo mismo que dos tostadas de pan de molde (60 gr.) con una cucharada de postre de mermelada (unos 10 gr.). Su aporte energético es superior a los productos de panadería (pan y derivados) y similar a otras galletas y productos de bollería sencilla. En su composición nutricional destacan los nutrientes que son fuente de energía para el organismo como los hidratos de carbono (60-70% del peso), entre los que destacan tanto el almidón como los azúcares (sacarosa). Presenta también un contenido en grasa entre el 15% y el 20%. No obstante, esta cantidad sigue siendo inferior a la bollería general, por lo que se recomienda elegir las galletas María frente a la bollería.

El tipo de grasa difiere entre las distintas marcas. Aunque algunas empresas ya han empezado a utilizar aceites vegetales saludables (como es el caso del aceite de girasol alto oleico) todavía hay en el mercado galletas María cuya grasa es fundamentalmente saturada debido a la utilización de “grasas vegetales hidrogenadas”. Según esto, lo mejor es elegir galletas que incluyan, por ejemplo, aceite de girasol o aceite de girasol alto oleico.

Para los desayunos

Aunque no deben suponer el único alimento presente en los desayunos o meriendas, se pueden alternar en la semana con el pan o los cereales de desayuno, acompañando a la leche y a la fruta. Si las utilizamos en vez del pan o los cereales, debemos saber que tienen un mayor aporte calórico que estos últimos y que, por lo tanto, debemos alternar su consumo durante la semana.

La importancia de incluirla en la dieta infantil

A pesar de todos los beneficios de las galletas, en los últimos años, este clásico producto tiene otros competidores. Y es que, cada día, es más frecuente encontrar otro tipo de galletas o bollería industrial (perjudicial para los más pequeños debido a las grasas hidrogenadas) en los desayunos y meriendas infantiles. Es conveniente, pues, que tus hijos desayunen adecuadamente, tal y como señalan instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), para obtener la energía necesaria.

Encuentra aquí ingeniosas recetas de navidad.

Temas: Alimentación del bebé, Alimentación infantil, Bebés, Niños

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.