Tratamiento de la endometriosis

10 de marzo de 2008 por

MujerAproximadamente una de cada diez mujeres padece endometriosis, y de este 10%, casi la mitad es activa. Los síntomas asociados son dolor y esterilidad, en algunos casos. La endometriosis no tiene cura. No obstante, la medicina actual ofrece muchos tratamientos para paliar sus consecuencias.

a.- Tratamiento para el dolor. Si los síntomas son leves, puede que sólo sean necesarios algunos analgésicos. Si la mujer se quiere quedar embarazada, los médicos recomiendan que pruebe durante 6 meses. Si no lo consiguiera, sería necesario un tratamiento más riguroso.

b.- Tratamiento hormonal. Este tratamiento resula más eficaz cuanto menor sean los tumores. Existen varias hormonas usadas para este tratamiento, incluyento una combinación de estrógeno y progesterona, como las píldoras anticonceptivas, la progesterona sola, la danocrina (una hormona masculina débil) y agonistas de la hormona liberadora de la gonadotropina.

Las píldoras anticonceptivas controlan el crecimiento del tejido que reviste el útero y a menudo disminuyen la cantidad de flujo menstrual. Una vez que la mujer deja de tomarlas, regresa su capacidad de quedar embarazada, pero los síntomas de la endometriosis también pueden reaparecer.

La danocrina es el tratamiento más común. Las mujeres que la toman sólo tendrán episodios esporádicamente. Lo malo es que si se sigue este tratamiento, la mujer no se podrá quedar embarazada, ya que podría dañar al feto.

Los agonistas de la gonadotropina evitan que el organismo produzca ciertas hormonas y de este modo evitan la menstruación. Entonces, sin menstruación, el crecimiento de la endometriosis se reduce o detiene. Se recomienda seguir este tratamiento durante 6 meses, después de los cuales el cuerpo comenzará a tener períodos de nuevo y la mujer podría quedar embarazada. El gran problema es que cerca de la mitad de las mujeres volverán a padecer esta enfermedad.

c.- Tratamiento quirúrgico. Esta es la mejor opción para las mujeres con una endometriosis extensa o que sufren fuertes dolores.

- Laparoscopia. Consiste en la apertura de, al menos, dos incisiones en el bajo vientre para introducir pequeñas herramientas quirúrgicas en su abdomen. Entonces se extraerán los tumores y los tejidos cicatrizados o los destruirán con calor intenso y cerrarán los vasos sanguíneos sin necesidad de suturas.

La finalidad de esta intervención es tratar la endometriosis sin dañar el tejido sano alrededor de ella. La recuperación de la laparoscopia es mucho más rápida que en el caso de una cirugía mayor, como la laparotomía.

- Laparotomía. Es el último recurso para el tratamiento de la endometriosis, ya que se extirpa la endometriosis o el útero (histerectomía). Durante esta intervención también se pueden extraer los ovarios y las trompas de Falopio, si es que éstos también tienen endometriosis, o si la lesión es grave.

Temas: Embarazo, Maternidad

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.