Sibilancias o "pitos" en el pecho del lactante (I)

15 de enero de 2008 por

BebéLas sibilancias son un silbido agudo que proviene del tórax y que se produce durante la respiración, acompañado de tos y de dificultad al respirar. Suele comenzar con una bronquiolitis contraída entre los dos y los cuatro meses, lo que en ocasiones coincide con el inicio de la guardería.

El 60% de las sibilancias que se dan en menores de tres años son transitorias y suelen desaparecer cuando el bebé cumple entre los tres y los seis años.

Por ello podemos decir que, afortunadamente, la mayoría de los niños con sibilancias tiene un pronóstico excelente, mejorando en los primeros años de su vida.

Muchos son los padres preocupados al saber que su hijo padece sibilancias o “pitos” en el pecho y es que las pruebas hablan por sí solas: las sibilancias es una de las primeras causas por las que se consulta al pediatra y la primera por la que los bebés ingresan en un hospital en los países desarrollados durante la temporada de invernal.

En concreto, en España se registran anualmente 150.000 consultas pediátricas de atención primaria como consecuencia de este problema y, de ellas, cerca de 30.000 requieren hospitalización.

Tipos de sibilancias

Durante la infancia, se pueden dar tres tipos fundamentales de sibilancias: las transitorias, las atópicas y las persistentes no atópicas. No obstante, muchas veces las diferencias no están bien establecidas y puede que un niño se encuentre a caballo entre uno y otro tipo.

1.- Sibilancias transitorias: este tipo de “pito” en el pecho suele concentrar al 60% de los niños menores de tres años. La mayoría mejora al cumplir entre los tres y los seis años de edad.

Los bebés tienen la función respiratoria disminuída desde el primer día de su nacimiento y puede que, aún naciendo a término, lo hicieran con bajo peso y/o hayan padecido durante la gestación de su madre los malos hábitos provocados por el tabaquismo.

Las guarderías son fuentes de infecciones respiratorias virales que pueden producir su aparición. Y, tan malo es acudir precozmente a ellas, como tener hermanos mayores que traigan dichas infecciones al hogar. En estos casos se puede optar por medidas naturales, es decir, será conveniente tomar lactancia materna a lactancia artificial.

Otros factores de riesgo son el sexo varón y la juventud de la madre. Las crisis suelen ser bastante graves y será precisamente la gravedad con la que cursen lo que determine, en gran medida, los problemas respiratorios que padecerá el niño. Aunque resulte raro, no suelen asociarse con asma ni alergias.

2.- Sibilancias atópicas: en este grupo podemos englobar al 20% de los niños menores de tres años y, a diferencia de la anterior, suele mantenerse más allá de la adolescencia. Seguramente surge a raíz de una deficiencia del sistema inmune que se produce en un momento crítico de su desarrollo. Se trata pues de una alteración precoz con un futuro pésimo para los pulmones.

Los factores de riesgo son: antecedentes familiares de atopia, o lo que es lo mismo, predisposición que tienen ciertas personas a reaccionar exageradamente frente a sustancias o estímulos ambientales; además de manifestaciones atópicas en el bebé, como la dermatitis atópica o la alergia alimentaria.

3.- Sibilancias persistentes no atópicas: bajo este nombre se encuentran también el 20% de los niños menores de tres años. Pero, por contra, las sibilancias suelen desaparecer antes de llegada la adolescencia. Por este motivo podemos encontrar niños de edades comprendidas entre los 9 y los 12 años que padecen sibilancias sin ser atópicas.

Su etiología quizá haya que buscarla en los primeros años de su vida, ya que la mayoría de los niños han pasado por una infección respiratoria importante, especialmente por VRS.

Temas: Salud del bebé

Comentarios 3 comentarios
  1. […] a la hora de respirar. Pero, que un niño emita ruidos cuando respira no significa que tenga sibilancias. En algunos casos, las vías aéreas superiores son demasiado pequeñas, en otros, al estar llenas […]

    Pingback Sibilancias o “pitos” en el pecho del lactante (II) | Blog de paraBebes.com — 16 de enero de 2008 @ 13:21 pm
  2. […] son tos seca (sin mucosidad), ahogo, dificultad para respirar, dolor o presión en el pecho, pitidos o silbidos en el tórax, falta de aliento, no dormir bien, nerviosismo y presencia de flemas. Otros síntomas […]

    Pingback El asma en los niños | Blog de paraBebes.com — 15 de febrero de 2008 @ 12:04 pm
  3. […] respiratorio sincitial (VRS) se disparan entre los niños menores de dos años, principalmente bronquiolitis y neumonía. Según los datos de la Sociedad Española de Neonatología (SEN), cada año se […]

    Pingback El “virus de los bebés” amenaza la salud de los más pequeños — 6 de marzo de 2008 @ 11:37 am
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.