Reconoce las contracciones

7 de noviembre de 2008 por

Generalmente las contracciones se asocian con el parto, pero no todas las veces son un aviso del nacimiento del bebé. Tener claro qué clase de contracciones se pueden sentir en el embarazo, ayudan a la futura mamá a que no se alarme sin necesidad.

El útero es un músculo y como tal se contrae y se dilata, a esta actividad se le llama contracción y dependiendo de la rigidez que alcance el músculo, las contracciones pueden ser más o menos intensas. Por tanto no hay que alarmarse si se presenta algún dolor leve y momentáneo.

El movimiento del bebé es una causa para sentir una contracción focal, esta clase de contracciones se dan en un sector específico del útero y son totalmente inofensivas.

Otra actividad uterina que no representa riesgo, es la ocasionada por la congestión intestinal de la futura mamá, son contracciones generalizadas que tienen su origen en una parte específica del útero pero que luego se extienden. Tener la vejiga llena o los cambios de postura también causan estas pequeñas molestias.

Las contracciones de Braxton Hicks, es una clasificación de contracción que se comienza a manifestar alrededor del quinto o sexto mes de embarazo y se caracteriza porque se producen en todo el útero incluyendo la parte baja en dirección a la vagina. Cuando aparecen estás contracciones la madre siente que toda la zona uterina se endurece aproximadamente entre 40 y 50 segundos. Esta actividad se debe a que el útero comienza su fase de entrenamiento para trabajar con éxito el día del parto.

Las contracciones de parto son distintas a las anteriores, en la mayoría de los casos producen un dolor fuerte y progresivo. Son contracciones generadas por la actividad de todo el útero sin emabrgo la futura madre siente molestia en toda la zona abdominal.

Estas contracciones comienzan de forma irregular y algunas veces con intervalos de tiempo espaciados. Cuando se aproxima el momento del parto las contracciones se vuelven más regulares y se producen cada 2 o 3 minutos y llegan a tener una duración de 90 a 120 segundos aproximadamente.

Cuando se presentan estas contracciones de parto, el útero comienza a dilatarse para permitir la salida del bebé, al hacerlo, se produce el desprendimiento del tapón mucuoso el cual es un flujo gelatinoso de color marrón y a veces acompañado de sangre, ubicado en el canal cervical y sirve de protección contra los gérmenes que puedan ingresar por la vagina. El desprendimiento del tapón mucoso no necesariamente indica que el parto es inminente pero si puede ser señal de que el nacimiento está cerca.

Durante las contracciones de parto la madre experimenta una presión en la vagina causada por la cabeza del bebé que presiona el periné y el recto. Un síntoma propio del trabajo de parto es que entre cada contracción el dolor disminuye y permite una corta relajación de los músculos y de la respiración.

Hay que acudir al médico si se sienten las contracciones de parto, en especial si las contracciones coinciden con el periodo estimado para el nacimiento del bebé.

Temas: Embarazo, Parto

Comentarios 2 comentarios
  1. Reconoce las contracciones…

    Generalmente las contracciones se asocian con el parto, pero no todas las veces son un aviso del nacimiento del bebé. Tener claro qué clase de contracciones se pueden sentir en el embarazo, ayudan a la futura mamá a que no se alarme sin necesidad….

    Trackback bebeame.net — 7 de noviembre de 2008 @ 11:04 am
  2. quiero saber si cuand se desprende el tapon mucuoso es necesario ir de inmediatamente al medico????

    chikita — 13 de febrero de 2009 @ 19:01 pm
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.