Ansiedad infantil, un trastorno común en los niños

7 de abril de 2008 por

Niño parqueEl niño pega y muerde

Aunque parezca mentira, los niños de 4 ó 5 años pueden tener problemas para expresar sus sentimientos de rabia y frustración, reaccionando de esta forma ante situaciones de ansiedad.

Para lograr vencer esta situación, déjale claro, serena pero firmemente que hacer daño a los demás es inaceptable y que si quiere expresar su ira debe hacerlo con palabras y nunca peleando.

Pregúntale qué ha provocado su enfado. Presta atención a aquellas situaciones que provocan que pegue o muerda para, en la medida de lo posible, intentar atajarlas.

Se muerde las uñas

Es una de las manifestaciones más frecuentes de los niños ante una situación de estrés. No obstante, no es un motivo de preocupación seria. Si es niña, cuando sea mayor puedes buscar un incentivo como jugar a haceros la manicura y pintaros las uñas.

Te insulta y emplea palabras malsonantes

Tu niño puede sorprenderte soltanto repentinamente un “te odio” o “eres una bruja” cuando le das una orden que no quiere acatar. Si habitualmente ese vocabulario no lo oye en casa, puede querer decir que está cansado y desbordado y no sabe cómo manejar la situación. Es importante recordar que los niños aprenden por imitación.

Más allá de entristecerte o responderle de la misma forma, intenta aceptar sus sentimientos y explicarle tranquila y sosegadamente que entiendes que rechace tu decisión pero que, en estos casos, debe expresar su ira sin insultar ni ser irrespetuoso.

Muéstrale que, aunque no estás de acuerdo con su comportamiento, le sigues queriendo igualmente.

Lloriquea sin parar

Muchas veces los niños aprenden que un “no”, no es la última palabra, pudiéndose convertir en un sí. Sólo hará falta suplicar un poco. Para lograr evitar esta odiosa e irritante costumbre, deberás ser firme cuando digas “no”, así el niño no lo confundirá con un “tal vez”.

Por ejemplo, si tu hijo quiere un juguete, proponle apuntarlo en una lista de deseos de cara a su cumpleaños o la Navidad. Cuando llegue ese momento, la mayoría de las cosas que había apuntado, habrán dejado de interesarle.

Se arranca el pelo

La tricotilomanía o trastorno de arrancarse el pelo, afecta a casi cuatro de cada cien personas. Aunque no supone una patología muy grave, sus consecuencias pueden derivar en trastornos psicológicos importantes que deben ser tratados a su debido tiempo.

Es un trastorno que aparece con frecuencia entre los tres y los siete años. Puede detectarse por las calvicies que aparecen en la zona donde se ha arrancado el pelo. En ningún caso se puede castigar al niño y, menos todavía, cortarle el pelo al cero; este hecho podría incrementar su angustia.

Es importante hablar con el pediatra o el médico de atención primaria para que realice un seguimiento al niño y, si observa que el problema persiste, será el encargado de derivarle a un especialista en psiquiatría infantil.

Temas: Educación de los niños

Comentarios 2 comentarios
  1. Ansiedad infantil, un trastorno común en los niños…

    Aunque parezca mentira, los niños de 4 ó 5 años pueden tener problemas para expresar sus sentimientos de rabia y frustración, reaccionando de esta forma ante situaciones de ansiedad….

    Trackback bebeame.net — 8 de abril de 2008 @ 9:50 am
  2. […] es muy probable que tu hijo llegue muchos días de la guardería con arañazos y marcas de dientes de otros niños, o, si tu pequeño tiene mucho carácter, que venga sin un solo rasguño pero que […]

    Pingback Mordiscos y arañazos: por qué actúa así — 30 de mayo de 2008 @ 9:33 am
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.