Programa educativo busca prevenir la obesidad en las personas con síndrome de Down

9 de marzo de 2011 por

Gracias a un acuerdo de colaboración firmado por DOWN ESPAÑA y FUNDACIÓN EROSKI, ambas organizaciones desarrollarán en los próximos meses un programa lúdico educativo para la adquisición de estrategias y hábitos de nutrición y autonomía saludables cuya finalidad es la prevención y limitación de la obesidad congénita de niños y adolescentes con síndrome de Down a desarrollar por DOWN ESPAÑA.

En los próximos meses llegará a las 83 asociaciones federadas a DOWN ESPAÑA donde niños y jóvenes con síndrome de Down podrán realizar talleres que les ayudarán a adquirir hábitos saludables.
Los niños y mayores tendrán que interactuar con los personajes de la historia en multitud de situaciones; podrán jugar un partido de baloncesto con alimentos, acercarse al colegio andando para evitar el sedentarismo o hacer una compra saludable, todo ello con el objetivo de que adquiran, de forma lúdica, rutinas que prevengan la obesidad.

Esta herramienta interactiva estará disponible a través de las página web de DOWN ESPAÑA www.sindromedown.net, con el objetivo de que pueda servir a asociaciones de síndrome de Down de habla hispana en todo el mundo.

La obesidad
La mitad de la población con síndrome de Down tiene propensión a la obesidad como consecuencia de la triplicación del cromosoma 21. La disminución del índice metabólico y una mayor incidencia de hipotiroidismo son los factores genéticos que predisponen a estas personas al sobrepeso.

Sin embargo, existen factores ambientales, como una alimentación poco saludable y un alto nivel de sedentarismo, que están también en la raíz de la obesidad y sobre las que sí es posible actuar. El proyecto “¡Comida divertida!”, en el que se integra este juego interactivo, está dirigido a incidir sobre estos factores ambientales desde el respeto a la autonomía de las personas con síndrome de Down y su derecho a decidir sobre cuestiones fundamentales que afectan a su vida, entre los que la salud tiene una especial importancia.

La obesidad en las personas con síndrome de Down conlleva grandes riesgos cardiovasculares, además de otros problemas de salud, como hipertensión, aumento del colesterol, artritis, y otras complicaciones. Además los que sufren esta discapacidad intelectual tienen una predisposición a las cardiopatías congénitas, obstrucciones en las vías respiratorias, malformaciones de tipo digestivo, celiaquías, etc…, lo que hace que el sobrepeso tenga mayores consecuencias en su estado de salud que en el de la población general.

Fuente: www.sindromedown.net

Temas: Alimentación infantil, Educación infantil, Niños, Salud infantil

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.