Preparando las maletas del bebé

4 de julio de 2008 por

Para viajar con niños es recomendable hacer una planificación especial que nos ayude a prever todo lo que podremos necesitar en el transcurso del viaje. Empacar lo indispensable hace que tanto el bebé, como el resto de la familia, puedan disfrutar a tope de las vacaciones.

Antes de escoger el lugar de destino, se debe pensar que el bebé no puede exponerse a cambios bruscos de temperatura o de presión. Si el bebé es muy pequeño, lo mejor es optar por un sólo destino.

Para empezar, si el viaje es en coche, no puede faltar la silla de seguridad, además del botiquín de primeros auxilios, bolsas para depositar pañales y/o basura y un protector de sol para las ventanas. Durante el viaje los pequeños deben estar sujetos a su silla la cual se recomienda que esté ubicada en el puesto central trasero.

Dependiendo de las condiciones climáticas del sitio, se debe escoger la ropa infantil adecuada sin empacar más de lo necesario. Por ejemplo, si el clima es cálido, se debe incluir en el equipaje del bebé muchas camisillas, pantalones cortos de tela delgada, una chaqueta para el frio de la noche, una chaqueta fresca para la lluvia y tres o cuatro conjuntos, no se pueden olvidar los baberos y un gorro para el sol.

Con respecto a los accesorios de alimentación infantil y aseo, se recomienda empacar mínimo dos biberones grandes y dos de agua, dos cucharitas y un chupete. También incluir el cambiador, esponja y bálsamo, una toalla de baño, peine y colonia. Crema hidratante y un protector solar.

Siempre es bueno cargar con toallitas húmedas o papel higiénico.

Preparar el botiquín es indispensable, lo primero que se incluye, si es el caso, son los medicamentos o vitaminas que deba tomar el bebé por prescripción médica. Empaca algunos objetos de primeros auxilios como algodón, agua oxigenada, curitas, un termómetro y alcohol; además ten en cuenta los calmantes y analgésicos.

Nunca hay que olvidar los documentos de salud infantil: La cartilla de la Seguridad Social o el seguro médico privado, la cartilla de vacunas y tener a la mano el teléfono del pediatra. También es recomendable ubicar un centro de salud en el lugar de destino.

Durante el viaje puede que el bebé extrañe su hogar, habitación o el sitio en el que pasa la mayor parte del tiempo, por eso se recomienda llevar objetos que le sean familiares como juguetes, alguna manta o elemento con el que se pueda distraer.

Siendo precavidos podemos disfrutar a plenitud de nuestros viajes y solucionar con rapidez los problemas que se nos puedan presentar. Sólo hay que preparar las maletas con anticipación y atención.

Temas: Ser padres, Viajar en familia

Comentarios 2 comentarios
  1. muy buenos consejos. si lo hubuera leido hace unos meses no hubiera batallado tanto se me olvidaron varias cosas muy inportantes y me hicieron falta, ahora ya me estoy preparando para el viaje de fin de año y tomando todo esto en cuenta la verdad me va air mucho mejor.
    otro punto es en que sera mejor viajar por avion o en coche, lo bueno es que mi bebe ya tiene 1 año y 3 meses ya no toma tanto biberon esto sera mejor. gracias por los consejos

    rocio — 24 de septiembre de 2008 @ 18:53 pm
  2. excelentes orientaciones para las madres primerizas, q algunas veces salen con lo disq imprescindibles, pero a la hora de la verdad, le falta todo.

    semiramis — 23 de julio de 2010 @ 15:11 pm
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.