Nuevos fármacos oncológicos para el tratamiento de la hemangiomatosis

4 de enero de 2008 por

fármacosVarios investigadores adscritos a la Fundación para la Investigación del Hospital La Fe de Valencia y pertenecientes al Servicio de Neonatología del mismo centro sanitario, han conseguido resultados satisfactorios en un caso de angiomatosis. El éxito ha consistido en el tratamiento con vincristina, un fármaco empleado en el tratamiento de pacientes enfermos de cáncer.

La angiomatosis también es conocida como hemangiomatosis neonatal difusa; esta es una enfermedad rara que afecta a la superficie de la piel y las vísceras. Generalmente son formas tumorales benignas más frecuentes en el período neonatal, produciéndose en un 2,5% de los niños vivos. No obstante, la forma difusa se presenta en muy pocas ocasiones, provocando una extrema gravedad al paciente.

Según ha explicado el doctor Vento, del Servicio de Neonatología de La Fe: “es un caso novedoso, un nuevo tratamiento con resultados excelentes y que debe conocerse porque nos abre una nueva puerta a los profesionales para el tratamiento no invasivo de esta grave enfermedad. Hasta ahora no se contemplaba el uso de la vincristina para esta patología en neonatos y menos como una opción de éxito”.

Y es que, desde la aplicación de la primera dosis de tratamiento, los resultaron son tremendamente beneficiosos para el paciente. En la primera semana se puede observar una regresión de las fístulas, disminuyendo el tamaño de las mismas. Posteriormente se realizan unas analíticas para comprobar los efectos tóxicos, observando que los valores obtenidos están dentro de los parámetros normales para un paciente tan pequeño.

Pero, ¿qué es la hemangiomatosis neonatal difusa?

Es un síndrome que consiste en la aparición de múltiples angiomas cutáneos pequeños y sobreelevados, los cuales pueden estar asociados a angiomas en el hígado, pulmones, tracto gastrointestinal, laringe y sistema nervioso central, entre otros.

Etiología

Los hemangiomas pueden estar presentes en el momento del nacimiento y, con el transcurso del tiempo, desarrollan nuevas fístulas.

Los hemangiomas se producen por un crecimiento desproporcionado de los vasos sanguíneos, donde se concentra la sangre. Pasando directamente de las arterias a los vasos, sin que circule por el corazón, produciéndose la insuficiencia cardiaca.

Según crece el bebé, en los primeros meses, crecen las fístulas; así, los tratamientos se centran en que se produzca la regresión de las mismas. La vincristina ha conseguido que, poco a poco, desaparezcan. Eso sí, sin superar los efectos tóxicos normales.

Temas: Salud del bebé

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.