Mi hijo tiene que llevar gafas

30 de julio de 2008 por

Si te dicen que tu hijo con tan sólo 3 años, tiene que llevar gafas, la noticia no te sentará nada bien. Te dará pena que desde pequeño tenga que estar pegado a unas lentes, por lo incómodas que son a veces (sobre todo para un niño tan pequeño) y por las burlas de los compañeros (todavía se estila lo de “gafotas” o “cuatro ojos”).

Pero no veas las gafas como un castigo, sino más bien como una salvación, ya que si los problemas oculares no se detectan a tiempo, pueden causar baja autoestima, frustración, dificultad para concentrarse en la lectura, experimentar dolores de cabeza frecuentes o frotarse los ojos hasta sentir ardor.

Una vez que se corrige su visión, los niños con gafas andan con la cabeza erguida y derrochan confianza, siempre que sus padres muestren una actitud positiva y les brinden apoyo.

No pienses en las antigüas gafas de culo de botella. Las gafas de ahora son mucho más pequeñas, ligeras y finas. Cómprale unas bonitas, de colores alegres o, incluso, con sus personajes de dibujos favoritos. Si tu hijo ya tiene 4 ó 5 años, que participe en la elección: si las gafas le gustan, se las pondrá encantado. Pero asegúrate también de que son seguras y adecuadas: patillas durables de estilo resorte, marcos flexibles y resistentes, lentes de policarbonato resistentes al impacto y fotocrómicas, etc.

Hazle entender que las gafas son necesarias para evitar males mayores (como perder la vista) y que por usarlas no es menos que los demás niños, sino todo lo contrario, las gafas le ayudarán a ser mejor en clase y a estudiar más.

Pero, ¿cómo detectar un defecto en la visión?

Los síntomas asociados pueden ser varios.

– No le gusta leer.

– Tuerce un ojo.

– Se marea en el coche.

– Lee más cerca de lo normal.

– Frunce los ojos o hace muecas.

– Lee más despacio de lo normal.

– Mueve mucho la cabeza cuando lee.

– Al leer salta palabras, incluso líneas, o lee en silencio.

– Tiene costumbre de vocalizar cuando lee en silencio.

– Tiene costumbre de leer siguiendo la lectura con el dedo u otro indicador.

– Adquiere una posición rígida cuando mira de lejos.

– Tiene una mala percepción visual, por ejemplo, confunde la “a” con la “e”, la “u” con la “n”.

– Escribe con la cara pegada al papel.

– Se queja de dolores de cabeza, mareos y náuseas.

– Tiene excesiva sensibilidad a la luz (fotofobia).

– Inclina la cabeza lateralmente.

– Cierra o se tapa un ojo de vez en cuando.

– No recuerda lo que ha leído.

Temas: Salud del bebé, Salud infantil

Comentarios 3 comentarios
  1. Mi hijo tiene que llevar gafas…

    Si te dicen que tu hijo con tan sólo 3 años, tiene que llevar gafas, la noticia no te sentará nada bien. Te dará pena que desde pequeño tenga que estar pegado a unas lentes….

    Trackback bebeame.net — 30 de julio de 2008 @ 11:38 am
  2. [...] Proteger a los niños con gorra, gafas de sol homologadas y camiseta seca y opaca (la camiseta mojada deja pasar los rayos [...]

    Pingback El bebé y el sol — 1 de agosto de 2008 @ 9:21 am
  3. mi hijo usa lentes desde hace como 20 dias nunca me habia dicho que se mareaba o le dolia la cabeza hasta ahora no entiendo porque estoy preocupada, antes de los lentes no se mareaba

    rubi — 23 de mayo de 2009 @ 18:38 pm
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.