Maternidad adaptada

21 de febrero de 2012 por

Ser madre o no serlo, he ahí la cuestión. Afortunadamente, en los países desarrollados ya es una opción más a elegir. El deseo de ser madre es algo natural en la mujer o eso se dice. Hay mujeres que no sienten ese deseo y son plenamente felices. Otras, en cambio, empiezan a oir un tic tac interno que les apremia a buscar un hijo.

Yo me encontraba en el segundo grupo…

Algunas mujeres como yo no padecen ninguna presión social ni familiar a pesar de tener pareja desde hace años. Nadie me planteaba la posibilidad de ser madre pero yo lo deseaba fervientemente al igual que mi pareja. ¿Por qué a nadie se le ocurría pensar que deseábamos ser padres? Por que yo tengo una discapacidad del 90 %. Tener una discapacidad no me impide amar a mi pareja y desear tener un hijo. Un hijo al que amar y cuidar ¿Tan extraño resulta? El embarazo de una mujer discapacitada puede ocasionar comentarios muy desafortunados por parte de propios y ajenos.

He contactado con varias mujeres discapacitadas que han sido madres o esperan serlo algún día y he recopilado un buen número de anécdotas que han vivido cuando han planteado a terceros su deseo de ser madres. Parece que nuestra sociedad no está preparada para que una persona dependiente (este vocablo es bastante moderno, quiero decir discapacitado) exprese su deseo de llevar una vida sexual y sentimental plena y encima la culmine con un embarazo deseado y buscado.

Es una realidad que va en aumento y poco a poco se irá normalizando que una mujer en silla de ruedas se asesore en un taller de porteo para poder llevar a su bebé en su regazo. Pero cuando me quedé embarazada no hallé ninguna información, solo un par de madres con discapacidades diferentes a la mía que me contaron su experiencia. Faltaban pocos meses para que naciera mi hijo y la imaginación me trabajaba a mil revoluciones para encontrar la manera de atender a mi hijo en todo momento. A nivel físico, me encontraba bien pero mi ginecólogo jamás se había enfrentado a un embarazo de una mujer con una gran discapacidad. Todo eran dudas y mucho tiempo libre.

Pude crear un blog y escribir frecuentemente acerca de mis inquietudes. Al no haber nada parecido en ámbito español, tuvo bastante eco y se ha convertido en un libro homónimo editado por ECU. Ser madre me ha cambiado radicalmente la vida. Tengo un hijo precioso al que atiendo como lo haría cualquier otra madre y esto me ha llevado a hacer realidad mi otro gran sueño: ser escritora y crear un libro que espero ayude a romper estereotipos sobre las personas con discapacidad.

Temas: Maternidad, Ser padres

Comentarios 1 comentario
  1. Muy interesante tu articulo. Te admiro por tener esa fuerza en todos los aspectos. Saludos.

    susan — 21 de febrero de 2012 @ 14:44 pm
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.