Mantener una temperatura cálida en casa

13 de noviembre de 2009 por

bebeYa han comenzado a bajar las temperaturas y debemos prestar más atención al cuidado de nuestros bebés para evitar que cojan frío y puedan enfermar de laringitis, gripes y resfriados varios. Es importante saber que aunque a nosotros nos basta con abrigarnos para estar calentitos los niños pequeñitos son más sensibles a los ambientes fríos o cálidos, ya que su cuerpo aún no ha aprendido a regular bien la temperatura, no conservan bien el calor y lo pierden de una manera muy rápida.

Pero para proteger al bebé y mantener el hogar cálido simplemente hay que tomar unas precauciones muy sencillas como intentar mantener una temperatura agradable en el hogar de manera constante, los 20º son ideales para que el bebé con un pelele de algodón esté cómodo, eso sí cuando se emplee la calefacción es importante mantener el ambiente húmedo, para ello los humidificadores ultrasónicos son muy buenos y le ayudarán a respirar mejor.

Cuando se le bañe y se le cambie el pañal hay que procurar no tenerlo mucho tiempo desnudo para que no coja frío, utilizar un calefactor unos minutos antes para caldear el cuarto dónde se le baña es una buena idea para elevar un poquito la temperatura la ideal es entre 20 y 25º para mantener el hogar cálido y cuando se le saque del baño hay que secarle bien y esperar un poquito antes de destaparle para vestirle de manera que pueda aclimatarse al ambiente fuera del agua. También es importante vigilar al bebé a la hora de dormir, mantenerle abrigadito y que no se destape pero sin excederse ya que si tiene demasiado calor tampoco descansará bien.

Una manera de saber si el bebé tiene frío es tocarle el cuello o la frente, si están fríos al tacto y se muestra inquieto es necesario proporcionarle más calor, caldeando más la habitación, cogiéndole en brazos o dándole de comer. Los termómetros para bebés como el Grobag Egg son una buena opción para saber la temperatura que tiene en ese momento la habitación y ayudar a mantener el hogar cálido.

Un buen sistema de calefacción es imprescindible para garantizar al bebé una temperatura confortable en el hogar, en el mercado hay una gama muy amplia de modelos de calefacción, desde luego el más cómodo y sencillo es el gas natural ya que tiene un bajo coste económico pues es un sistema que aprovecha al máximo la energía lo cual supone un ahorro de dinero, además de calentar la casa de una manera uniforme y gradual evitando los cambios bruscos de temperatura de una habitación a otra. Aunque hay otras opciones también en el mercado para mantener el hogar cálido como la calefacción eléctrica, la calefacción radial más moderna o los de uso tradicional como el carbón o la leña para calentar la vivienda, radiadores, estufas y demás emisores de calor.

Vía | mibebeyyo.com
Foto| Jon Ovington

Temas: Dormir, Salud del bebé

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.