Los riesgos de la comida basura durante el embarazo

22 de febrero de 2008 por

MujerLa revista British Journal of Nutrition, ha publicado un estudio llevado a cabo por el Royal Veterinary College de Londres (Reino Unido). Éste expone reveladoras conclusiones: alimentarse con comida basura durante el embarazo, aumenta la probabilidad de que el futuro bebé sea obeso.

La investigación ha sido realizada en ratas y en ella se ha podido descubrir que los animales alimentados durante el embarazo y la lactancia materna con una dieta de productos procesados como bollos, galletas, patatas fritas de bolsa y dulces, tenían crías que comían en exceso.

Éstas, preferían esta comida “basura” rica en grasas, azúcar y sal, cuando se las comparaba con ratas a las que se alimentaba con una dieta sana y equilibrada.

Los especialistas implicados en dicha investigación tienen la creencia de que los resultados obtenidos, podrían tener implicaciones directas en los humanos. “El estudio ha demostrado que comer grandes cantidades de comida basura durante el embarazo y la lactancia podría alterar el control normal del apetito y promover un gusto exagerado por la comida basura en la descendencia”.

Estos hechos llevarían a los hijos hacia la obesidad infantil y haría cada vez más complicada la tarea de enseñar hábitos alimenticios saludables.

Resulta importante reseñar que, en el control del apetito, intervienen hormonas que lanzan señales al cerebro para regular el equilibrio de energía, el hambre y la saciedad. Estudios precedentes, han mostrado que los alimentos muy procesados ricos en grasas y azúcares, inhiben las señales de saciedad y promueven el hambre además de estimular los centros de recompensa o placer del cerebro.

En resúmen, la principal norma de nutrición durante la etapa de gestación no es más que seguir una dieta equilibrada. Esto se traduce en saber incluir en el menú gran cantidad de frutas y verduras, hidratos de carbono, fibra, proteínas y mucho líquido.

No obstante, también es verdad que cuando una mujer está embarazada, frecuentemente encuentra difícil procurarse los nutrientes necesarios ya que los efectos secundarios de la gestación tales como náuseas, vómitos, estreñimiento o ardores de estómago, le impiden comer todo lo que quisiera o al menos, lo que debiera.

Temas: Embarazo, Salud durante el embarazo

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.