Lo que realmente necesita tu hijo

25 de febrero de 2009 por

papaehijo1Actualmente los padres están rodeados de información. Sugerencias, consejos, ayudas para ser mejores padres y otros recursos que permiten conocer diversos métodos de enseñanza para que los padres puedan escoger e implementar según crean conveniente para la educación de sus hijos.

Sin embargo, tanta información puede llegar a confundir y a crear inseguridad entre los padres, quienes algunas veces resultan preguntándose ¿Qué es lo que realmente necesitan los niños?

Si revisamos diferentes métodos de educación nos damos cuenta que hay puntos en común que dejan ver lo que realmente necesita un niño. Por eso, la Editorial Hispano Europea a través de su libro La educación de los niños de la A a la Z, escrito por Petra Stamer-Brandt y Mónica Murphy Witt, les deja conocer a los padres algunos aspectos que deben tener en cuenta para que eduquen hijos felices. A continuación te mencionamos algunos de ellos:

-Amor ilimitado
Los niños necesitan sentir el amor de la persona que lo cuida, es básico que sientan la seguridad de poder contar con sus padres para todo y sin límites.

Cuando haya que reñir al pequeño, él debe saber que los regaños no afectan negativamente el amor que papá y mamá le tienen. Para eso es fundamental la forma como se le riñe, hay que hacerle entender que hizo algo mal pero sin decirle que es un niño malo y para eso lo mejor es hablarle y explicarle las razones que hacen que sus padres le riñan.

-Relaciones estables
No hay que decepcionar a los hijos, la confianza de los niños no es sólida porque están en etapa de aprendizaje y aún no saben en quien o en qué pueden confiar. La protección, la proximidad, el cariño, el apoyo, la seguridad, son aspectos que fomentan una relación más estrecha entre padre e hijo. Si no se le da importancia a esta relación el niño reaccionará con miedo e inseguridad.

-Oportunidad de investigar
Los niños son curiosos y desean conocer el mundo que les rodea. Por eso es recomendable dejar que exploren por sí solos y conozcan lo que les rodea a través de las vivencias.

Los padres protectores que están todo el tiempo tratando de auxiliar y ayudar sus hijos no benefician al óptimo desarrollo personal del niño y le generará inseguridades en un futuro. Dejar que los pequeños experimenten es una de las mejores herramientas para su aprendizaje.

-Brindarles oportunidades de desarrollo
Las necesidades de aprendizaje que manifiestan los niños deben ser aprovechadas por los padres, brindándoles una amplia gama de posibilidades y vivencias para que sean libres de escoger la que más llama su atención: Visitar el Zoo, excursión en el bosque, jugar en familia…etc.

También es conveniente darles estímulos intelectuales como los libros infantiles, el teatro, la música, juegos de rol, entre otros.

-El juego con otros niños
Hay que darles la oportunidad que jueguen con otros niños, esas experiencias sociales y emocionales son diferentes a las que experimentan con sus padres o con los adultos. Además, el juego les ayuda a comprender las reglas sociales, les enseña a cuidar a sus contactos, a ser prudentes, tolerantes, a evitar conflictos y a adaptarse mejor a los demás y al contexto en el que se desenvuelve.

-Los niños necesitan padres consecuentes
Acudir a los gritos para que los niños obedezcan no es una demostración de autoridad. Hablarles y decirles lo que realmente se espera de ellos es la mejor opción para una exitosa educación. Si un niño ve que papá o la mamá hoy grita y prohíbe una cosa y que luego, al día siguiente o futuros ya no es prohibición, entenderá que sus padres no hablan en serio y comenzará a desobedecer.

-Momentos sólo para ellos
Hay que dedicar un tiempo exclusivo para los niños. Ser observadores y reconocer su estado de ánimo, interesarse por su rutina, por lo que sienten o piensan. Los niños notan si los padres tienen un interés verdadero o aparente por ello la dedicación debe ser sincera y perdurable.

-Los niños necesitan constancia
Educar con constancia es la base para que cualquier sistema de enseñanza funcione. Tener siempre presente el cumplimiento de las reglas y establecer rutinas en todas las actividades familiares, les permitirá a los niños seguir un esquema de organización y compromiso.

Puedes encontrar otros aspectos importantes para la educación infantil en el libro: La educación de los niños de la A a la Z de la Editorial Hispano Europea.

Temas: Desarrollo infantil, Maternidad, Niños, Paternidad, Ser padres

Comentarios 1 comentario
  1. mi hijo tiene 20 años cuando era niño se le dignostico atraso sicomotor, camino despues del año no gateaba se arrastraba en el piso y tenia problmas de lenguaje pude empezar su tratamiento pero no lo complete por problemas monetarios
    ahora despues de grande eso puede afectar su enseñanza necesito su ayuda por favor el esta un poco desiquilibrado quiero saber si eso es por dejarlo sin atencion

    carme — 25 de febrero de 2009 @ 18:33 pm
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.