Lo deja todo para el último momento

18 de enero de 2010 por

Nos hemos dado cuenta, sobre todo después de las llegada de las notas de diciembre, que nuestro hijo es de esos que deja todo para el final. Es posible incluso que nosotros también seamos así y pertenezcamos a ese grupo de adultos que hace sólo lo urgente y aplaza el resto. Nos preocupa que esta actitud, que en casa en cierto modo le permitimos, se extrapole al colegio y a su modo de ser. Independientemente que nuestro hijo lo haya aprendido de nosotros o sea otra la razón, es importante dar remedio lo antes posible.

Es necesario enseñarle a planificarse desde bien pequeño, le ayudará; no sólo en su vida académica, también en la laboral y por ende en su relación con los demás.

Es posible que tu hijo sea de esos que logre salir airoso e incluso apruebe con facilidad, pero es primordial que entienda que de esta forma no se hará un adulto responsable. No dejes que frases muy comunes como: “ya voy” “ahora lo hago”…se conviertan en su modus operandi.

¿Cómo puedo ayudarle?

  • Ponerle un horario.
  • No sobrecargarle, cosas sencillas y según la edad que tenga. A medida que va creciendo van aumentando sus tareas, tanto en casa como en el colegio.
  • Fijar normas claras: después de la ducha se recoge el baño, no importa la edad que tenga, puedes empezar desde bien pequeño. Lo mismo con los juguetes, nada de: “lo recojo después de cenar.
  • Enseñarle a priorizar: será mejor empezar por el estudio y luego seguir con las fichas de clase o una manualidad. Lo que más nos cuesta debe ser lo primero para luego relajarnos con los deberes. Mientras más tarde sea, más nos cansaremos y nos costará más esfuerzo.
  • Avisarle con tiempo: “dentro de poco deberás recoger los juguetes porque vamos a comenzar con el baño.”
  • Mostrar ventajas: “ves, has terminado los deberes pronto y te puedes poner a jugar un ratito.” O también puedes premiarle por una semana de cumplir su horario y planificarse bien.
  • Dejarle elegir: no hay que mantener una actitud muy marcial, podemos darles alternativas o cambiar el horario según el mes o las actividades que quiera hacer.
  • Dar ejemplo: aunque seas un desastre y algo desorganizada/o en tu vida diaria, intenta aprovechar este momento para cambiar o al menos disimular para que tus hijos no se den cuenta que dejas todo para el ultimo momento.

Ya sabes…ser padres es dar ejemplo… o al menos el mejor ejemplo que se pueda.

Temas: Educación, Educación de los niños

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.