La terquedad en los niños, desarrollando su personalidad

4 de junio de 2009 por

bebepataleta¡No! ¡No quiero!… Es una respuesta común de muchos niños que comienzan a desarrollar su personalidad. Después del año y medio de edad los niños inician una etapa de pataletas y terquedad que debe ser bien interpretada por los padres para evitar que estas pequeñas protestas afecten la vida cotidiana de la familia.

Generalmente los niños expresan sus sentimientos y tratan de decirnos lo que sienten a través de sus actos, por eso te damos algunas recomendaciones para ayudarte a interpretar lo que intenta decirte y puedas favorecer el desarrollo de su personalidad.

Cuando los niños son concsientes de que pueden hacer cosas por ellos mismos, inician una etapa de independencia en la que generalmente desean hacer su voluntad y cualquier consejo u orden por parte de los padres, tiene como respuesta un ¡No! ¡No quiero!

Esta etapa tan difícil para los padres, es de gran trascendencia en el desarrollo de la personalidad del niño ya que se moldea su autoestima y se descubre a sí mismo como individuo. Es cuando comienzan a hablar en primera persona, yo.

En esta etapa los niños sufren algunas contradicciones, quieren ser grandes e independientes pero a la vez les da miedo y les resulta difícil tomar decisiones. Por eso algunas veces los niños piden una cosa, luego piden otra y no se sienten a gusto con nada.

En estos casos lo mejor es tratar de entenderlos y hacerles ver que si obtienen algo es porque ellos han querido y lo han pedido. Así comenzarán a sentir la responsabilidad de sus decisiones.

Recuerda que tozudez no es sinónimo de maldad

- La tozudez está relacionada con la independencia: Por eso siempre, a través de la crianza de los hijos, habrá etapas en las que ellos quieren tomar sus propias decisiones y lo manifestarán con pataletas o con rebeldía.

- La clave está en dominar la situación: Si los padres consiguen dominar la situación durante estos ataques de rebeldía el niño se calmará por sí solo. Lo importantes es conservar la calma y no gritar ni reñir enérgicamente.

- No ceder a todos sus caprichos: Si el niño ve que con su terquedad o pataleta consigue lo que quiere, siempre recurrirá a ellas.

- Buscar vías intermedias: Un niño de dos años no puede tomar todas las decisiones por su cuenta, por ello hay que determinar qué clase de decisiones se le dejan tomar al pequeño. Por ejemplo, si el niño desea vestirse de verde, no hay problema. Pero si quiere salir a la nieve en sandalias habría que explicarle que no se puede hacer su voluntad porque se resfriará.

Encuentra más información y consejos útiles en el libro “Juegos con niños a partir de los años” escrito por Anne Pulkkinen y publicado por la Editorial Hispano Europea. Consultando este y otros libros de la Editorial Hispano Europea encontrarás una guía de indicaciones de cómo puedes entender, educar y jugar con tus hijos.

Teniendo información útil podrás disfrutar mejor de la crianza de los bebes y niños.

Temas: Bebés, Desarrollo del bebé, Desarrollo infantil, Niños

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.