Gingivitis en el embarazo

10 de diciembre de 2010 por

Los cambios físicos, psicológicos y hormonales que se producen a partir del tercer mes de gestación hacen que las embarazadas sean propensas a padecer gingivitis.

Esta patología no comporta ningún riesgo para la salud siempre que se trate a tiempo. Por ese motivo, es necesario mantener el cuidado diario de las encías con el fin de eliminar la placa bacteriana y evitar que una simple gingivitis pueda evolucionar hacia una periodontitis.

La gingivitis afecta a las encías de las embarazadas por una serie de factores. Entre ellos están el aumento del flujo sanguíneo, los cambios hormonales y las náuseas matinales.

El aumento de flujo sanguíneo se incrementa alrededor de un 30% – 50% durante la gestación para que la madre pueda abastecer de los nutrientes necesarios a su bebé; los niveles hormonales de prolactina y estrógeno aumentan y las náuseas matinales son recurrentes durante los primeros meses.

Esto provoca que las encías y los dientes de las embarazas se vuelvan más sensibles a las bacterias que se ocultan en la placa y estén más expuestas a infecciones. Además, las náuseas matinales ayudan a la inflamación de las encías y el ácido estomacal de los vómitos daña el tejido de las encías y el esmalte dental. Por eso, una correcta salud bucal previa y un constante chequeo en el odontólogo son claves para tener un embarazo con una boca sana.

Síntomas de la gingivitis en el embarazo:

– Sangrado al cepillarse o al masticar
– Mal aliento y sabor desagradable
– Color de las encías enrojecidas e inflamadas
– Aumento de la sensibilidad dental

Si te interesó este artículo lee nuestros Consejos para cuidar los dientes durante el embarazo.

Temas: Embarazo, Salud durante el embarazo

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.