Gases en los bebés

15 de julio de 2008 por

¿Que bebé no ha sufrido de gases? Así haya sido por una sola vez, todos los bebés han llorado por tener gases. A pesar de que es una situación normal a nivel físico, puede convertirse en un factor de dolor para el bebé y una situación angustiante para la madre.

Es común que los niños sufran de gases, especialmente en la época de la lactancia. Cuando los bebés se alimentan, además de la leche que ingieren, tragan aire, siendo esa la principal causa de la formación de gases; otra de las causas es la fermentación de la leche que hacen las bacterias de la flora intestinal.

Si el bebé toma biberón, hay que procurar que el recipiente esté en posición vertical para que no le entre aire a la tetina y evitar que se llene de gases, eso sí, debemos asegurarnos que el orificio de la tetina es el adecuado, de lo contrario el bebé puede atragantarse por el exceso de leche ó tragar más aire por el posible esfuerzo que haga si el agujero es pequeño.

Cuando el bebé termina de comer, es conveniente levantarlo y hacer que eructe. Una de las posiciones más utilizadas es apoyando el bebé en el pecho con la cabeza apoyada en nuestro hombro y con una mano sostenerle la cabeza mientras se le hacen suaves masajes en la espalda con la otra mano.

No todos los bebés son iguales, algunos demoran mas tiempo en expulsar los gases, por eso se debe tener paciencia. Si no somos constantes en esta tarea y el pequeño no expulsa los gases, sentirá incomodidad, se le inflará un poco el vientre llegando a padecer de dolores o cólicos.

Existen otras dos posiciones que ayudan a la expulsión de los gases:

Boca Abajo: acomodar sobre las piernas, tumbado boca abajo, con una mano sostenerle la cabeza y con la otra darle palmaditas o un suave masaje sobre la espalda. La idea es que además de los masajes, se ejerza un poco de presión en el vientre del bebé y favorecer la rápida expulsión de los gases.

Sentado: sentar el bebé sobre las piernas y con el cuerpo inclinado hacia adelante, sostener su pecho y cabeza con una mano y con la otra darle palmadas o masajes suaves en la espalda.

Si el bebé no se siente cómodo mientras come, puede que necesite expulsar gases. En ese caso es mejor dejar de darle de comer e intentar sacarle los gases con las posiciones que hemos mencionado, aunque descartando la posición boca abajo.

Existen otros motivos que hacen aumentar la producción de gases en los bebés, entre ellos podemos mencionar la alergia a algún componente de la leche materna ó la sobrealimentación con distención abdominal. Por eso, si se observa que el bebé sufre en reiteradas ocasiones de exceso de gases, lo mejor es acudir al pediatra.

Temas: Salud del bebé

Comentarios 2 comentarios
  1. Gases en los bebés…

    Todos los bebés han llorado por tener gases. A pesar de que es una situación normal a nivel físico, puede convertirse en un factor de dolor para el bebé y una situación angustiante para la madre….

    Trackback bebeame.net — 16 de julio de 2008 @ 13:00 pm
  2. [...] podemos tomar líquidos, ducharnos y actuar para contrarrestar el sofoco. Pero en el caso de los bebés ¿Cómo podemos darnos cuenta que tienen calor? ¿De qué forma lo [...]

    Pingback Bebés frescos en verano — 21 de julio de 2008 @ 9:45 am
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.