Formas caseras de inducir el parto

12 de febrero de 2009 por

barriga4Existen una serie de trucos para provocar el parto, algunas tienen un poco de mito y otras un poco más de base científica, si te interesa aquí te contamos cuáles son y en qué consisten.

Hacer el amor es, probablemente, el método más placentero. El esperma humano contiene prostaglandinas naturales, muy estimuladoras para el útero. El coito no es peligroso para el bebé, a menos que el ginecólogo haya dicho lo contrario. La estimulación de los pezones, ya sea durante el sexo o por ti misma, también puede provocar la liberación de oxitocina, una hormona que contrae el útero y madura el cérvix. Esto funciona mejor si los pezones se “hacen rodar” entre el dedo pulgar y el índice durante unos veinte minutos. Puede hacerse varias veces al día.

El ejercicio como caminar o subir escaleras, también ayuda ya que la cabecita del bebé comenzará a ejercer cada vez más presión sobre tu cuello uterino. Al menos, el hecho de realizar una breve caminata podría ayudar a que el niño se coloque en una mejor posición para el parto.

La comida picante y exótica también puede servir, siempre que luego no te produzca ardor en el estómago. Pero ni se te ocurra probar aceite de ricino. Además de tener un sabor desagradable, puede provocar diarrea, calambres, naúseas, vómitos, deshidratación, fatiga y hasta contracciones uterinas espasmódicas pero inefectivas.

La acupuntura o la acupresión y los remedios homeopáticos y herbales son estrategias igualmente válidas para relajarse y estar entretenida durante la espera. No obstante, consúltalo antes con tu médico, puesto que algunos de estos preparados pueden ser potencialmente peligrosos.

Temas: Embarazo, Parto

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.