Fomentar el amor por la naturaleza a los hijos

11 de abril de 2008 por

Mamá e hijaLos padres pueden sensibilizar al niño por las cuestiones medioambientales respecto a la contaminación de su entorno más cercano: el ruido, los humos, los olores, la suciedad de las calles y del agua, etc.

Se les puede proporcionar experiencias a través de las cuales comprenda la transformación de la naturaleza por la influencia de los cambios del clima y los fenómenos naturales como la lluvia, la nieve o la sequía.

Otro punto importante es motivarlos para participar activamente en el cuidado, la mejora y la protección del medio ambiente.

Esta motivación le ayuda a adquirir habilidades y recursos para intervenir en la resolución de algunos problemas ambientales.

La idea es familiarizar al niño con las cosas naturales que configuran su entorno: plantas, aves, insectos, árboles, flores. se le debe ayudar a que tome conciencia del parque como un lugar agradable para disfrutar y donde conviven plantas, animales, árboles, etc.

Valorando las profesiones y las tareas de las personas que se encargan de manera directa del cuidado de la ciudad: basureros, barrenderos, jardineros, y reflexionando sobre lo que sucedería si esas profesiones no existieran.

Que conozca las plantas: Sus partes externas, los cuidados que necesitan, los beneficios que nos proporcionan, las clases y nombres, etc. Que descubra por sí mismo cómo nacen y crecen, que necesitan respirar y alimentarse para crecer como las personas, etc. Una actividad conjunta a realizar podría ser la de sembrar juntos semillas y cuidar el crecimiento de la planta con mimo, comprobando la necesidad de la luz del sol y el agua para que crezca.

Inculcarles el conocimiento de las flores y sus clases como parte de las plantas, apreciando su belleza, aroma y colorido. Por otro lado también acercarles al mundo animal (aves, perros, gatos, hormigas, caracoles, etc.), que conozca y comprenda su forma de vida y sus necesidades, aprendiendo a cuidarlos, quererlos y respetarlos.

Llevarles al museo de ciencias naturales. Al llegar a casa, compartir las impresiones y realizar dibujos sobre lo que más le gustó o impresionó.

Revisar la programación de televisión y motivar al niño para ver juntos los programas que guardan relación con la Naturaleza y los fenómenos naturales (animales, plantas, volcanes, huracanes, etc.). Siempre que se pueda, hacer excursiones al monte, la playa, la montaña. Disfrutando juntos de todos los elementos de la Naturaleza, enseñándole a cuidarlos y respetarlos.

La idea es fomentar el cariño hacia las plantas y animales. Alertando sobre las precauciones que debe tomar para evitar las picaduras de avispas, arañas u otros animalillos. Aprovechando esta pauta podemos enseñarle que existen ciertos frutos que no deben llevarse a la boca o a los ojos, evitando fomentar el miedo, se trata, pues, de que los conozcan.

Temas: Educación de los niños, Ser padres

Comentarios 1 comentario
  1. [...] realizan en plena naturaleza. El alojamiento es en tiendas de campaña instaladas para la [...]

    Pingback Tipos de viajes organizados para tu hijo | Blog de paraBebes.com — 13 de agosto de 2008 @ 10:36 am
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.