Evita el dolor de espalda durante el embarazo

30 de enero de 2009 por

mujerUna de las molestias más frecuentes durante el embarazo es el dolor de espalda. Más de la mitad de las mujeres padecen esta dolencia que a veces puede llegar a dificultar los movimientos cotidianos.

¿Cuáles son las causas del dolor del espalda en el embarazo?

Una de las razones que puede causar el dolor de espalda es la progesterona, llamada hormona del embarazo. Al producirse en mayor cantidad esta hormona hace que se relajen los ligamentos que están alrededor de la zona pélvica con el fin de que, a medida que crezca el bebé, los ligamentos puedan estirarse. Esa relajación y estiramiento provocan dolor en el pubis.

Otra de las causas del dolor de espalda en el embarazo es el cambio postural de la madre, bien sea por el peso del bebé o por las alteraciones que sufre el útero, esos cambios de postura pueden generar lordosis lumbar (curvatura exagerada de la posición lumbar).

¿Cómo hacer para evitar el dolor?, aquí algunos consejos:

-Lo más recomendable es el ejercicio para embarazadas. Hay que hacer ejercicios que impliquen el estiramiento de los músculos lumbares, teniendo en cuenta que por estar embarazada no todos los ejercicios son aptos.

Los baños de inmersión con agua caliente o la natación son buenas alternativas para aliviar el dolor. También puedes seguir otros consejos que te ayudarán a sentirte mejor.

- Calor y masajes en la zona con dolor

El calor seco de un sauna o el calor húmedo de una ducha caliente, seguido de unos masajes serán muy benéficos para calmar el dolor. Sin embargo, ten cuidado de no exponerte a temperaturas altas o aun calor excesivo.

- Realiza ejercicios de estiramiento

Cualquier ejercicio de estiramiento para la espalda será muy útil para quitar las molestias. Antes de disponerte a hacerlos debes relajarte y buscar una zona de tu casa adecuada que te permita acostarte, mejor si es en superficie dura, o moverte sin problemas.

Puedes ponerte en cuatro, con rodillas y manos en el suelo y luego lentamente ir estirando los brazos sin quitarlos del suelo, e ir doblando las rodillas como si te fueras a sentar. No permitas que tu espalda se encorve, siempre debe estar recta. Si haces el ejercicio correctamente sentirás mucho alivio.

- Debes reposar

Busca un momento del día para descansar. Acuéstate y trata de relajar los músculos, en especial de la zona pélvica. Contrae y expande los músculos poco a poco y no olvides siempre mantener una posición erguida.

- Tomar analgésicos

Si el dolor es muy intenso consulta con tu médico para que te recete un medicamente inofensivo para el bebé, aunque en la medida de los posible trata de evitar estos tratamientos. Puedes acudir también a vitaminas de complejo B que te ayudarán para tus músculos.

¿Cómo prevenir el dolor de espada durante el embarazo?

Acude a las tiendas premamá y compra zapatos adecuados para tu estado: de talón medio y con una buena base. Es mejor evitar los zapatos con altos.

Es importante sentarte en sillas con un soporte adecuado para la espalda o bien puedes colocar una pequeña almohada entre la silla y la espalda para mantenerte erguida.

Procura dormir en posición fetal con una almohada entre las rodillas, así disminuirás la tensión en la espalada.

Temas: Embarazo, Salud durante el embarazo

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.