Embarazo y sol

20 de abril de 2009 por

barriga6Los rayos solares no perjudican para nada al futuro bebé, que está perfectamente protegido dentro de la tripa de mamá. En cambio ella, durante el embarazo, para mantener su piel a salvo y evitar la aparición de manchas, sí necesita cuidados muy especiales antes, durante y después de la exposición al sol.

Uno de los mayores problemas es la aparición de manchas oscuras en la cara (cloasma), a las que son más propensas las mujeres de piel morena que las de piel clara. Aparecen fundamentalmente en la frente, sobre el labio superior y en las mejillas, como consecuencia de la interacción entre el sol y las hormonas del embarazo.

Para prevenir su aparición si estas embarazada, es fundamental no salir de casa durante el día sin aplicar en el rostro, desde los primeros días de gestación y sobre todo a partir de abril o mayo, un producto con un factor siempre superior al 20.

Al llegar el verano, cuando nos expongamos al sol en la playa, el campo o la piscina, debemos aplicar en la cara un protector solar pantalla total.

También son muy útiles para proteger el rostro las pamelas y viseras que cortan el paso a los rayos solares. Y para cuidar la zona del contorno de ojos (la piel está más sensible) nada mejor que unas gafas de sol con cristales homologados y grandes.

Si tomamos el sol en biquini hay que proteger especialmente la tripa y los senos, cuya piel al estar estirada corre el riesgo de quemarse más fácilmente. Debemos aplicar un alto protector solar, media hora antes de exponernos al sol, elegir productos resistentes al agua y aun así, reaplicar cada dos horas.

También conviene evitar el sol directo en las piernas, sobre todo si ya existen varices. El calor agrava el problema.

Lo mejor es disfrutar del sol paseando por la orilla del mar. De esta forma la piel absorbe menos radiación solar que estando tumbadas.

Conviene hacerlo a primera hora de la mañana y a última de la tarde (el sol broncea igual y quema menos) y, si es posible, con el agua a la altura de los tobillos, lo que refresca y activa la circulación.

Temas: Embarazo, Salud durante el embarazo

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.