El quinto mes de embarazo

20 de febrero de 2009 por

mamaPasar al quinto mes de embarazo da un poco más de seguridad a las madres, es un mes que representa cruzar la mitad del proceso y disminuir las posibilidades de riesgo. Los cambios físicos de la futura mamá comienzan a ser notorios y su pancita crece con mayor rapidez que las anteriores semanas.

¿Qué siente la madre durante el quinto mes de embarazo?

Algunas madres pueden sufrir las famosas manchas del embarazo que aparecen en la frente, mejillas o mentón.

Los cambios hormonales generan la aparición de estas manchas además de otros síntomas como piel seca o sarpullidos.

El notorio crecimiento de la barriga hace que la piel se estire y produzca un poco de picazón, por lo tanto es recomendable comenzar a utilizar cremas hidratantes o aceites en las zonas que vayan a tener un mayor estiramiento (barriga y senos). No importa que no se sienta picazón, es mejor hidratar la piel antes de tiempo.

Otra consecuencia de las alteraciones hormonales, es la aparición de la línea negra. La línea negra es la línea existente entre el ombligo y el vello púbico. Aparece debido al aumento de pigmentación de la piel y aunque no les aparece a todas las embarazadas, las afectadas no deben preocuparse pues, tras el parto, todos los síntomas desaparecen.

Durante el quinto mes de embarazo la futura mamá puede notar un incremento de peso, seguramente la báscula marcará unos cuantos gramos demás pues el bebé está en crecimiento constante y el líquido amniótico es ya de casi un litro. Se recomienda que la madre haga ejercicios que involucren la zona de la espalda para evitar futuros dolores lumbares.

¿Qué le sucede al bebé?

El bebé a partir de la semana 20, incrementa sus movimientos en especial en las noches. Su peso ha aumentado y ahora pesa más que la placenta. Sus reflejos se activan por eso su movilidad es más fuerte y frecuente. Puede escuchar los ruidos del exterior, distinguir la voz de su madre y chuparse el dedo.

Su sistema inmunológico es aún muy elemental aunque le permite defenderse de algunas infecciones. Su cerebro continúa evolucionando y es más parecido al de un adulto.

Le siguen creciendo las uñas y en su rostro ya han aparecido las cejas y las pestañas.

Debido a que en esta etapa ya puede escuchar los ruidos del exterior, es importante que los padres lo estimulen a través de la música o hablándole frecuentemente.

Temas: Embarazo, Embarazo mes a mes

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.