El primer día de vida

10 de abril de 2007 por

El primer día de vidaUsted ha estado esperando por este día durante meses: Finalmente conocerá a su bebé recién nacido. Pero si usted es como la mayoría de los padres, no tiene una idea clara de cómo será este primer encuentro. Es una buena idea prepararse para lo que hará el bebé y cómo se verá la primera vez que lo conozca.

Cómo se vera su bebé

Aunque se habrá familiarizado con imágenes de bebés robustos y juguetones, la realidad no coincide con esta fantasía. Muchos recién nacidos son muy pequeñitos y estarán mojaditos al nacer. Generalmente sus cabezas aparecen ligeramente puntiagudas como resultado de haber atravesado el canal de nacimiento en el cuerpo de la madre. Esto es solamente temporal y la cabeza adquirirá su aspecto redondeado en cuestión de días. Puede que le sorprenda que, en comparación, la cabeza de su recién nacido sea más grande que el resto de su cuerpo.

Su bebé también puede tener un aspecto encogido ya que sus piernas y brazos han estado doblados en las rodillas y codos mientras estaba en la matriz. Después de meses de crecimiento en un espacio tan reducido, esto es perfectamente normal. Sus extremidades tendrán el aspecto normal en cuando el bebé comience a crecer.

Fíjese en los dedos pequeñitos de los pies y las manos del bebé. Usted se dará cuenta de sus uñas delgadísimas – y a veces largas- que pueden incluso parecer de papel.

La piel de su bebé puede tener distintos aspectos. Independientemente del origen de su descendencia, la piel del bebé puede tener una apariencia algo roja, rosada o morada en un principio. Algunos bebés nacen recubiertos de una sustancia sebácea blanca llamada vernix, la cual protege a su piel del contacto con el líquido amniótico. El vernix se elimina cuando el bebé recibe su primer baño. Otros bebés nacen con muchas arrugas. Y otros, especialmente los bebés prematuros, están recubiertos de vellos llamados lanugo, pequeños pelitos que crecen cuando están en la matriz. El lanugo desparece después de un par de semanas. Erupcíones, manchas rojas o pequeñas manchas blancas también son normales en los recién nacidos y suelen desaparecer al cabo de unos días o semanas después del nacimiento. Su doctor u otro doctor en el hospital examinará a su bebé durante las primeras 12 -24 horas después del nacimiento para asegurarse de que cualquier erupcíon o mancha en la piel es normal.

Tenga en mente que la apariencia de su bebé cambiará dramáticamente a medida que crezca en cuestión de semanas. Los brazos y piernas se extenderán y las manchas desaparecerán.

Las exámenes médicos de los recién nacidos

En el momento en el que nace un bebé, el o ella serán examinados a través de un examen médico conocido como el Apgar Score para determinar el estado de salud del bebé inmediatamente después de su nacimiento. Este examen rutinario evalúa los signos vitales del bebé y su capacidad de reacción. Los cinco factores que mide esta prueba son: Los latidos del corazón, la respiración, el color, el tono muscular y los reflejos.

Al bebé se le evalúa con una puntuación de cero a dos en cada categoría, y los cinco números correspondientes se suman. El total de esta suma se denomina la Puntuación de Apgar. La evacuación se vuelve a realizar transcurridos cinco minutos. Este examen rápido y fácil se realiza principalmente para saber si el bebé necesita ayuda con la respiración. Una puntuación de siete a diez es generalmente considerada normal, y si su bebé recibe esta puntuación, no se necesitará implementar ninguna intervención. Una puntuación más baja significara que se necesitan tomar algunas medidas como por ejemplo facilitar oxigeno al bebé en un principio.

Su recién nacido también será sometido a otros exámenes rápidos, los cuales generalmente incluyen:

- Limpieza de los conductos nasales con una pequeño aparato de succión
- Medida de su peso, circunferencia de la cabeza y largo
- Suministro de gotas para los ojos para evitar infecciones

El equipo médico o la comadrona secaran a su bebé y lo cobijarán con una manta. Todo esto sucede rápidamente, y antes de que usted se de cuenta, su bebé estará en sus brazos para que comiencen a crear lazos afectivos. Después de que usted pueda compartir un poco de tiempo con su bebé, continuará la realización de otros procedimientos. Debido a que los trabajadores del hospital quieren asegurarse de que están haciendo todo lo necesario para cuidar la salud de su bebé, generalmente vendrán a recoger al bebé para realizar las pruebas necesarias al cabo de 10 o 30 minutos de que haya estado con usted.

Mientras la madre descansa, en la habitación donde dio a luz o en la habitación de recuperación, el personal médico llevará a su bebé a la guardería infantil para bañarlo. Generalmente el padre puede acompañar al personal médico en mientras ellos(as) bañan al bebé. También le suministrarán vitamina K, ya sea por inyección o por vía oral, para que la coagulación del bebé sea la adecuada. Su bebé probablemente también recibirá una dosis de la vacuna contra la hepatitis, siguiendo las recomendaciones del doctor.

El resto de los exámenes que se realizan varían según cada hospital. El personal médico puede que le haga un examen de sangre a su bebé para chequear sus niveles de azúcar en la sangre. Si el nivel es muy bajo o si se descubren otros desequilibrios, su bebé recibirá atención inmediata para tratar el problema. Igualmente, el personal del hospital administrará otros exámenes de sangre a su bebé, antes de que salga del hospital para chequear trastornos como la PKU (phenylketonuria), el hipotiroidismo congénito y otras enfermedades que necesitan un diagnóstico temprano en la infancia para asegurar tratamientos con éxito.

La estadía promedio en el hospital después del nacimiento del bebé es 48 horas.

Temas: Bebés, Desarrollo del bebé, Ser padres

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.