El menú infantil diario

7 de octubre de 2009 por

menu infantil nutritivoEn los niños no es tan importante la cantidad como la calidad de lo que comen. Con ésto quiero decir que muchas veces los padres nos preocupamos excesivamente por la inapetencia de nuestros hijos (a pesar de que el pediatra nos repite una y otra vez que el niño está sano), y en cambio descuidamos que su menú diario sea equilibrado y nutritivo.

Es decir, si nuestro hijo come poco, pero se encuentra sano y dentro de los parámetros normales en cuanto a peso y talla, los padres no deberíamos preocuparnos de nada más.

Aquí tengo que hacer dos puntualizaciones: comer de manera equilibrada y nutritiva no significa que le pongamos el odiado plato de espinacas rehogadas sin ninguna gracia, podemos hacer que los platos, además de nutritivos resulten atractivos y sabrosos para nuestros hijos.

Y por otro lado, cuando me refiero a parámetros de peso y talla hay que observar que hablamos de un rango muy amplio. Igual que hay personas altas, bajas, delgadas y fuertes, la constitución de los niños puede variar de igual manera y además depende en muchas ocasiones de las fases de desarrollo del niño.

A continuación os dejo un ejemplo de cómo debería distribuirse un menú infantil a partir del momento en que ya pueden comer de todo, y un ejemplo sencillo de un día. Si queréis menús más detallados, visitar la sección de menús semanales de Pequerecetas, donde encontraréis ejemplos para todas las edades.

Menú infantil

Primer plato:

Generalmente a base de arroz, pasta, verduras con patata o legumbres en puré. El valor nutritivo de este primer plato radica en su contribución energética, por su aporte de hidratos de carbono complejos. Es importante acostumbrar a los niños a tomarlo porque las necesidades energéticas son las primeras que deben cubrirse si se quiere que las proteínas de los alimentos del segundo plato cumplan en el organismo la función de formar tejidos y favorecer el crecimiento. Si ésto no se tiene en cuenta, el organismo utilizará las proteínas para resolver sus necesidades energéticas y se estará llevando a cabo una alimentación desequilibrada.

Segundo plato:

Carnes, derivados cárnicos, pescado o huevos. Estos alimentos son ricos en proteína, hierro y otros nutrientes y deben aparecer en cantidades moderadas (el hambre no debe saciarse a base de proteínas). Pueden acompañarse de una guarnición de ensalada o verduras o patatas (asadas o cocidas o en puré). Conviene incluir al menos 3 veces por semana pescado (blanco y azul) y huevos, hasta tres veces por semana.

Postres:

Lo mejor es una pieza (o, en su caso, ración) de fruta. Puede alternarse con productos lácteos sencillos (yogur, petit suisse, etc.).

Ejemplo de menú nutritivo

Desayuno:

  • Opción a) Papilla: 1 taza de leche entera y 5 cucharadas soperas de harina de cereales instantánea
  • Opción b) Un vaso de leche entera y cacao. Pan (2 rebanadas de pan de barra de un dedo de grosor) con mantequilla o margarina y mermelada.

Comida:

  • Arroz con guisantes
  • Pudin de merluza (merluza 30 gramos y bechamel 40 g) salpicado de salsa de tomate
  • Pan y pera

Merienda:

  • Petit suisse, 2 ó 3 galletas sencillas y un zumo de una naranja o batido de frutas naturales.

Cena:

  • Ensaladita de dados de tomate y pepino (sin piel).
  • Tortilla de york.
  • Pan y una taza de leche entera.

Fuente: Consumer

Imagen: Fimb

Temas: Alimentación del bebé, Alimentación infantil

Comentarios 2 comentarios
  1. gracias por sus consejos los tomare en cuenta espero sigan asi ya que tengo una bebe de 18 meses y es vastante necia con lo de los no

    mariela oviedo — 16 de abril de 2010 @ 1:24 am
  2. hola,soy madre de un niño de 20 meses y la alimentacion de mi niño me preocupa pero gracias a estos consejos puedo darle un cuidado especial en su dia a dia.

    patricia herrera — 15 de junio de 2010 @ 16:18 pm
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.