El cuarto mes de embarazo

2 de enero de 2009 por

En el cuarto mes de embarazo la madre ya se siente mejor, los síntomas que caracterizan la fase introductoria del embarazo han desaparecido y en este periodo la futura mamá comienza a lucir resplandeciente y a disfrutar con plenitud su estado.

¿Qué le sucede a la madre durante el cuarto mes de embarazo?

A partir de aquí es más notorio el crecimiento de la barriga, al finalizar el cuarto mes la madre percibirá con facilidad que el tamaño de su pancita ha aumentado, también se puede presentar incremento del apetito debido a la desaparición de las nauseas matutinas que antes se padecían.

Se produce un aumento notable de peso, aproximadamente unos 4 kilos de media respecto al primer trimestre de embarazo y seguirá aumentando hasta el nacimiento. Sin embargo la mamá siente más energía y probablemente ilusión pues en este mes podrá sentir los movimientos del bebé.

La pareja también puede experimentar algunos cambios, en los primeros tres meses siempre vio a la futura mamá quejarse y padecer los síntomas, pero ahora, podrá notar la evidencia física del embarazo por el aumento de la barriga, además ya ha visto al bebé en la primera ecografía, por tanto comienza a ser más consciente del embarazo, adoptando una actitud más comprometedora como padre y como pareja.

¿Que le sucede al bebé dentro del útero?

La evolución del bebé sigue a un ritmo vertiginoso, en este mes mide 20 centímetros y pesa 120 gramos aproximadamente. La “piel” del bebé va ganando grosor aunque sigue siendo transparente por eso se recubre de una sustancia grasosa llamada vermix que ejerce una función protectora, esta capa va desapareciendo a medida que transcurren las semanas.

En el cuarto mes de embarazo o semana 16, el bebé ya ha desarrollado el sentido del gusto y el tacto, el pelo comienza a crecer y la glándula toroides, que se había formado en el segundo mes, comienza a funcionar y a producir la hormona tiroidea.

El aparato digestivo empieza a funcionar y el bebé se familiariza con el sabor del líquido amniótico. Los movimientos del bebé son más vigorosos aunque su estructura ósea aún no está bien consolidada. Sin embargo ya es capaz de dar pataditas de tal manera que la madre las siente con fuerza.

Debido a que el bebé está desarrollando sus sentidos ya puede escuchar las voces del exterior, por eso si los padres han pensado estimular al bebé desde el embarazo, este sería el mes propicio para empezar.

Revisa nuestros productos de cosmética para la mamá.

Temas: Embarazo, Embarazo mes a mes

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.