El chupete ¿es malo para los dientes?

11 de junio de 2007 por

chupeteConoce la opinión de los expertos sobre el chupete y la mejor manera de quitárselo cuando llegue el momento.

Para el pequeño, succionar es un acto espontáneo, que le proporciona sensaciones agradables, tanto si se trata del chupete como del dedo. Pero, ¿se debe favorecer su utilización? Y, sobre todo, ¿si se utiliza durante mucho tiempo puede perjudicar a los dientes?

Acostumbrar al bebé a utilizar el chupete no es malo: sin embargo, hay que prestar atención a no abusar, para que después la separación no sea tan difícil. La utilización del chupete no provoca daños irreversibles a las arcadas dentarias, sobre todo, si se utiliza hasta los dos años y, al contrario de lo que se cree, es menos dañino que la succión del pulgar, porque ejerce una menor presión inferior sobre los dientes. El chupete, además, es más controlable para los padres, pues éstos pueden decidir cuándo dejar de utilizarlo.

La opinión de los pediatras

Muchos pediatras opinan que “el chupete representa un refugio, un amigo siempre presente y siempre dispuesto a consolar al bebé. El uso del chupete durante mucho tiempo, sin embargo, puede conllevar alteraciones en el paladar y en las arcadas dentarias y, por tanto, se debe intervenir. Para acostumbrar al pequeño a no utilizar el chupete, se puede ir limitando su uso, por ejemplo, exclusivamente para dormir o, mejor aún, sólo en la fase de adormecimiento”.

En cuanto a qué métodos se pueden utilizar para abandonar la utilización del chupete, los pediatras opinan que “los métodos seguros y, sobre todo, eficaces para conseguir este objetivo no existen… ¡Tan sólo se necesita mucha paciencia!”. También es fundamental la postura de los padres. “No hay que caer en la tentación de prolongar la utilización del chupete: si se decide, por ejemplo, que, a partir de un determinado día, el niño ya no utilizará chupete, esto se debe cumplir. Es mejor conceder al niño pequeños premios, gratificaciones, que los niños más mayorcitos agradecen y le son de mejor ayuda”.

El mejor momento para quitárselochupete

Hacia los tres años, muchos niños abandonan espontáneamente el chupete. Sin embargo, hay otros que no quieren renunciar a este objeto, que se ha convertido en insustituible compañero de sus sueños. A esta edad, sin embargo, tanto si el pequeño se muestra colaborador como si opone resistencia, es necesario ayudarle a separarse del chupete, actuando de forma gradual y evitando acciones forzadas.

• Evita focalizar la atención sobre el problema del chupete con continuos esfuerzos para hacer que lo abandone.

• Limita su uso a los momentos más delicados para el bebé, como el momento de irse a dormir.

• No hagas que tu hijo se sienta culpable; es mejor esperar que esté listo psicológicamente.

• También hay que evitar hacer coincidir el abandono del chupete con otros cambios radicales, como la entrada a la guardería o el nacimiento de un hermanito.

Para afrontar con serenidad esta situación, recuerda que el chupete es aconsejable en todas las situaciones en las que el niño se encuentre con dificultades (por ejemplo, cuando no consigue dormir), pero es erróneo recurrir al uso del chupete cuando él no lo busca o bien siempre que llora.

Si se succiona el pulgar…

Succionarse el pulgar es normal para los recién nacidos, porque este gesto les tranquiliza y les da seguridad: el niño, en efecto, se chupa el dedo incluso antes de nacer.

En el American Journal of Orthodontics and Dentofacial Orthopedics, se ha publicado una investigación que, con la presencia de deformaciones también en los niños que habían dejado de succionar el dedo en torno a los tres años de edad, confirma que succionarse el pulgar no es tan peligroso y que sus efectos sólo son temporales. Estos resultados provienen de una investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Iowa, sobre 372 niños, desde el nacimiento hasta los cinco años de edad. La observación también comprendía tanto la succión nutritiva como de consuelo.

Temas: Bebés, Desarrollo infantil, Salud del bebé

Comentarios 4 comentarios
  1. El adecuado uso del chupete

    El chupete es un elemento comúnmente utilizado y aceptado en nuestra sociedad. Sin dudas tiene muchas ventajas pero sólo resultará realmente beneficioso si hacemos un uso razonado de él. ¿Cuál es el chupete más adecuado para el bebe? Existen chupetes anatómicos, no anatómicos, de latex, de silicona, termosensibles (útiles para medir la temperatura del bebe aunque no igual de fiables que un termómetro convencional, etc.) En general no existe un chupete que podamos calificar como el mejor sino que esto dependerá del propio bebe que mostrará su aceptación por el chupete más adecuado.Tal y como se ha comentado al hablar del reflejo de succión, los bebes succionan de forma innata y de hecho comienzan a chuparse el dedo durante el embarazo. Gracias a ésto, se van preparando para su posterior alimentación y logran a su vez relajación y alivio (facilitado por la fabricación de calmantes naturales del organismo como las endorfinas).La mayor aportación del chupete es el efecto tranquilizador que produce en el bebe y de ahí su uso tan frecuente en algunos casos. A pesar de su poder relajante, se debe evitar su uso cada vez que el niño llore, tratando de utilizar otros métodos que también pueden tener un efectivo poder tranquilizador como la voz de su madre o mecerle durante un rato.

    Cuentacuentos — 11 de junio de 2007 @ 11:10 am
  2. yo tenia muy claro que no quería que mi hija llevara chupete. en el hospital directamente las matronas no te lo aconsejan el primer mes y yo creo que no es aconsejable ni siquiera para el resto, es muy fácil que no lo cojan directamente no hay que dárselo y ya esta si no saben le que es no lo pedirán, mi hija cuando quiere tranquilizarse le doy el pecho un poquito y ya esta, que eso si es natural

    miguelvane — 11 de enero de 2008 @ 21:27 pm
  3. Para que veas que el chupete no es malo si no se utiliza a partir de los dos años…..bs.

    Raquel — 8 de abril de 2008 @ 22:33 pm
  4. [...] El bebé comenzará a mover otros músculos distintos de los que utilizaba hasta ahora para succionar. De repente, aparecen las caritas sucias, comida en el suelo y los baberos completamente manchados. [...]

    Pingback Trucos y consejos frente al destete — 26 de mayo de 2008 @ 11:28 am
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.