El 60% de los padres españoles a la hora de educar a sus hijos, dará más importancia a los valores de tolerancia y multiculturalidad

10 de noviembre de 2010 por

Según el Estudio Generación iBaby realizado por Dodot, si hoy más del 70% de los padres españoles afirma que los valores más importantes en la educación de sus hijos, son los modales y la buena educación, casi el mismo porcentaje -60%- opina que dentro de unos años lo serán la tolerancia y la multiculturalidad. Además de este significativo cambio en la escala de valores educacionales, los resultados del estudio predicen un rol paterno más activo, un aumento del número de familias monoparentales y mejoras en productos que ofrezcan una mayor calidad de vida a padres e hijos.

El estudio se realizó durante los meses de julio y agosto a través de la consultoría de investigación de mercados Duran&Tortosa Asociados a una muestra representativa de padres y madres –en números iguales- de las Comunidades Autónomas de Madrid, Valencia, Cataluña, Andalucía, Galicia y País Vasco.

Con este estudio Dodot quiere investigar cómo serán los bebés del futuro, la Generación iBaby de Dodot a través de la visión de los padres.

Adaptación al cambio, respeto al medio ambiente y austeridad vs. derroche

Además de la importancia que los padres prevén que en el futuro se dará a los valores de tolerancia y multiculturalidad, aprender a adaptarse a los cambios se convertirá también en un valor en alza para el 40% de ellos cuando hoy, sólo un 14% lo tiene en cuenta. El respeto por el medio ambiente será también imprescindible en la educación de sus hijos para el 54% de los padres.

Es interesante ver que, en la actualidad, más del 50% de los padres prioriza los valores del orden y la disciplina en su rol como educadores. No obstante en el futuro, sólo un tercio cree que seguirán siendo importantes. En este sentido, cabe destacar que los padres (61%) son más partidarios de estos valores que las madres (48%).

Por otro lado, tanto padres como madres, también consideran que en el futuro será clave que sus hijos sean competitivos y perderán importancia otros valores como, por ejemplo, el ser bondadoso (que hoy sí es prioritario para 52% de los encuestados).

Más del 60% de los padres piensa que la educación en el futuro se centrará en inculcar el valor del esfuerzo personal. Es decir, los hijos aprenderán a alcanzar sus metas responsabilizándose de sus decisiones y sabiendo apreciar el valor de las cosas. Por el contrario, un 22% de los padres afirma que en el futuro se educará a los hijos en libertad, es decir, acompañándolos en el crecimiento y dejándoles que ellos mismos tomen sus propias decisiones. Sólo un 12% prevé una educación en bienestar esto es, proveyéndoles de bienes materiales, calidad de vida y abundancia.

De estos resultados, se desprende por tanto, que se impone la austeridad frente al exceso de consumo a la hora de formar a los hijos, en concordancia con el contexto de crisis económica actual.

Cabe mencionar que una pequeña minoría seguirá creyendo en el autoritarismo y la disciplina o los valores religiosos.

Por último, es interesante destacar que los padres prevén que tanto los juguetes como los espacios de juego del futuro influirán en la adquisición de valores por parte de sus hijos. Así, el 80% de los padres cree que en el futuro los espacios de juego de los bebés se diseñarán para fomentar más aún sus relaciones sociales y valores como el saber compartir y ser tolerante.

El 50% de los padres cree que se implicará mucho más que ahora en el cuidado de sus hijos, que ya no será sólo tarea de las madres

Que los padres estén en casa y cuiden de sus hijos ya comienza a ser una realidad. Según el 50% de los encuestados una baja paternal será tan común como una maternal. Incluso un porcentaje más alto de hombres (62%) que de mujeres (52%) lo piensa así.

Los padres predicen también una revolución en el área de conciliación familiar, aspirando a un horario laboral más europeo (55%) y a un servicio de guardería (53%) proporcionado de forma habitual por las propias empresas con el objetivo de facilitar el equilibrio entre vida profesional y personal de sus empleados.

El patrón familiar también evolucionará y ser madre o padre soltero será una situación normalizada según el 55% de los encuestados, así como las familias de dos padres o dos madres, según el 47%.

La figura de los abuelos seguirá teniendo vital importancia e incluso más de la mitad de los padres españoles cree que se implicarán en el cuidado de sus nietos aún más que en la actualidad.

Y por último, las redes sociales surgen como una ayuda para fortalecer los lazos familiares, aunque la mayoría –casi el 74%- prevé que las reuniones familiares y el contacto físico seguirán siendo las principales formas de relacionarse.

Vacunas indoloras y pañales súperabsorbentes, ayudas imprescindibles, entre otras, para mejorar la calidad de vida de los padres y los bebés

Las vacunas indoloras son uno de los grandes avances que los padres predicen para evitar el sufrimiento de los bebés cuando tienen que pasar por el control médico regular.

Por otro lado, tres de cada cuatro padres españoles visualiza el pañal del futuro como un pañal mucho más fino, flexible y que proporciona la máxima sequedad, características indispensables para mejorar la calidad de vida de los bebés. Tanto es así, que el 76% de los padres cree que en el futuro, el número de irritaciones en la piel del bebé disminuirá gracias a la evolución de los pañales súperabsorbentes que alejarán la humedad de la piel al instante.

A los padres también les preocupan las caídas y golpes de sus bebés, así el 70% de ellos piensa que la mejor solución será diseñar habitaciones acondicionadas para amortiguarlos.

Si bien es cierto que, para el 62% de los padres, la intuición materna y paterna seguirá siendo el mejor método para averiguar las causas del llanto del bebé, un chip de sensaciones que ayude a desvelar la incógnita, no sería un mal invento para el 65% de los encuestados.

Cuando los padres se imaginan cómo serán los juguetes de los bebés del futuro, no dudan en afirmar que los juguetes tradicionales seguirán siendo los reyes (un 82%). Entre ellos, el osito de peluche, aunque quizá un poco más evolucionado y con nuevas funciones: será capaz de dar calor al bebé y desprenderá el olor de los padres para que éste no se asuste o se sienta solo. No obstante, un considerable 70% menciona los dispositivos electrónicos como los juguetes del futuro y un 35% incluso las muñecas robot.

Por último, los padres prevén que internet provocará cambios en cuanto a la visita al pediatra, pues la mitad de ellos cree que en el futuro, las consultas se realizarán con un pediatra interactivo.

El Estudio Generación iBaby de Dodot ha demostrado que los padres españoles predicen principalmente cambios en cuanto a la educación y valores de sus hijos y en el ámbito de la conciliación familiar. Asimismo, los padres creen que las nuevas tecnologías avanzarán para mejorar la calidad de vida de las familias, sin embargo, en todo lo referente a las relaciones sociales, se sigue priorizando el contacto humano.

Temas: Nuevas tendencias, Ser padres

Comentarios 2 comentarios
  1. Lástima que las predicciones de los papas… sean eso… futuribles:

    ” El 50% de los padres cree que se implicará mucho más que ahora ”

    ojo… cree… que se implicará… una declaración de intenciones… sin ningún enganche, sin compromisos… suena regular.

    esta nota sería mucho más potente si hablase en presente

    :-(

    ¿Alguna url para consultar el estudio?

    Gracias

    Joaquim Montaner — 10 de noviembre de 2010 @ 10:08 am
  2. Hola Joaquim
    Puedes consuk¡ltar el estudio en la web de dodot.com
    Saludos

    Gabriela Reyes — 1 de diciembre de 2010 @ 13:25 pm
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.