Donar leche materna: preguntas más frecuentes

6 de junio de 2008 por

leche maternaEspaña, en 2001, abrió el primer banco de leche materna en nuestro país. Ocurría en Palma de Mallorca de la mano de la Fundación Banco de Sangre y Tejidos de las Islas Baleares. El reciente inaugurado Banco de Leche del Hospital 12 Universitario de Octubre de Madrid, se ha convertido así en el segundo banco de leche humana y en el primer hospital en incluir este servicio. Pero si bien su apertura ha contribuído a despertar el interés en otras muchas comunidades autónomas, en lo que a donaciones de leche humana se refiere, España aún dista mucho de otros países de la Unión Europea. Finlandia, por ejemplo, cuenta con más de una veintena de ellos.

En Reino Unido, la Asociación de Bancos de Leche, reúne 17 centros. Francia suma, al menos, 18 bancos y, saltando al continente americano, comprobamos que países como Estados Unidos o Argentina también ofrecen este servicio, además de Brasil que, con cerca de 200 centros, se erige como la mayor red de bancos de leche del mundo.

¿Cuándo me extraigo la leche?

Antes de comenzar a donar es importante instaurar la lactancia del propio hijo durante al menos el primer mes de vida. A partir del segundo, el banco de leche recomienda incluir la extracción en la rutina diaria, aproximadamente una vez al día, ya que hacerlo de forma ocasional dificulta la donación. La extracción diaria de un poco de leche proporciona, sin embargo, un buen volumen para donar.

¿Cuánto me extraigo?

Algunas madres optan por realizar extracciones de leche materna de 20-30 ml. al día, pero de forma regular a lo largo de los meses, mientras otras prefieren sacarse cantidades más voluminosas en un corto periodo de tiempo. En otras ocasiones las donantes se extraen de un pecho mientras están amamantando a su hijo del otro. Busca la forma que te resulte más cómoda, pero recuerda que cualquier cantidad de leche extraída, por pequeña que sea, será de gran utilidad para los bebés que la requieran.

Es aconsejable vaciar totalmente el pecho, continuando la extracción 1 ó 2 minutos después de que sólo salgan unas gotitas, esto contribuirá a aprovechar la grasa final de la leche y a que aumente la cantidad.

¿Tendré suficiente leche para mi hijo?

Tu hijo no se quedará sin leche aunque dones, al contrario, extraer la leche aumenta la producción y, por lo tanto, tu hijo dispondrá de más alimento si lo necesita. Si esto te inquietase, puedes amamantar primero a tu bebé y, después, extraerte la leche para donarla.

¿Qué ocurre si enfermo o debo tomar algún medicamento?

Normalmente las enfermedades leves no afectan a la lactancia y son pocos los medicamentos contraindicados durante este periodo. Ahora bien, si la leche va a ser donada, desde el banco recomiendan posponer la donación hasta la recuperación.

Temas: Lactancia materna, Maternidad

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.