Cuida la salud visual de tus hijos

3 de julio de 2008 por

A pesar de que la vista es uno de los sentidos más importantes para el desarrollo de nuestra vida, el 47% de los padres no toman ninguna precaución para proteger los ojos de sus hijos de la radiación solar, una de las más dañinas para la visión.

Además de resguardarnos del sol, hay que llevar a los niños a revisión ocular frecuentemente, ya que de esta manera se pueden detectar a tiempo posibles anomalías en la vista.

Según el II Estudio sobre la Salud Visual de los Españoles, elaborado por Transitions Optical, el 47% de los padres encuestados con hijos de entre 0 y 18 años que utilizan algún tipo de lente correctora, no toma ninguna precaución para proteger sus ojos de la radiación solar.

Este dato no resulta descabellado cuando se ha demostrado, según este informe, que sólo un 5% de la población adulta española es consciente de los efectos nocivos que una exposición excesiva a los rayos ultravioleta puede producir en los ojos.

Tal y como indican los resultados obtenidos a través de este estudio, sólo el 34% de los padres españoles con hijos de entre 5 y 8 años les obligan a llevar gafas de sol para proteger sus ojos, y un 4% a llevar lentes claras que protejan su vista del 100% de este tipo de radiación.

Además, cabe destacar que sólo el 33% de los encuestados ha comprado a sus hijos unas lentes correctoras que protejan de la radiación UV, lo que demuestra la escasa información de que disponen los padres españoles en cuestión de protección de la salud visual infantil.

Esta falta de información acerca de los efectos nocivos de las radiaciones solares en la vista es preocupante, sobre todo teniendo en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que el 20% de los 16 millones de casos de ceguera que todos los años se registran como consecuencia de unas cataratas, se deben a la sobreexposición a la radiación UV.

Revisa sus ojos desde la infancia

La vista de nuestros hijos está en pleno desarrollo hasta que cumplen los 6 años y los problemas que se presenten, tanto antes como después, determinarán su salud y futura calidad de vida. Esta primera época es el tiempo ideal para tratar más fácilmente posibles dolencias visuales ya que, cuanto antes de detecten, más éxito conseguiremos en su tratamiento.

Aunque es difícil realizar exámenes de visión exhaustivos en bebés y niños en edad preescolar, la Asociación Estadounidense de Optometría recomienda realizar un exámen visual a un bebé durante sus primeros 12 meses de vida, y a partir de ahí, hacerlo periódicamente al menos una vez al año.

Si no se sigue esta recomendación, es esencial revisar su vista antes de que empiece la educación infantil obligatoria. Algunos especialistas marcan la pauta sobre los 4 ó 5 años, que es cuando los niños comienzan a leer, porque hay mayor número de pruebas que se les pueden hacer. No obstante, si los padres notan cualquier anomalía, se les puede revisar a edades más tempranas, utilizando algunas técnicas objetivas adecuadas a su edad.

Temas: Salud del bebé, Ser padres

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.