Consejos para papá

17 de marzo de 2009 por

padreehijoPapá, alguna vez te has preguntado ¿Cuánto sé de mi hijo? A veces el trabajo y las responsabilidades te hacen olvidar que el tiempo que le inviertas a tu hijo es fundamental para su educación y bienestar.

Si te habitúas a dedicarle a tu hijo un tiempo durante el día, te acostumbrarás a escuchar los sucesos de su vida cotidiana, se reafirmarán los lazos afectivos y con el tiempo se convertirán en grandes amigos.

Empieza ya y no lo dejes para mañana, cada día que pasa es un tiempo valioso. Por eso te damos algunos consejos para que cada día seas mejor padre :

-Participa en los cuidados del bebé

Si tu hijo es bebé puedes comenzar por participar más en sus cuidados: Cambiar el pañal, ayudar a dormirlo, darle el biberón, hablarle y tener un contacto físico frecuente. Aunque tu hijo no te hable, se acostumbrará a tu voz y a tu presencia.

-Disfruta de tu hijo

A veces los padres primerizos tienden a preocuparse por las responsabilidades que llegan tras el nacimiento del bebé y se olvidan que cada etapa de los niños es única e irrepetible.

Tanto si eres padre primerizo o si ya tienes más de un hijo, te recomendamos que desde el nacimiento disfrutes de tu hijo, de sus sonrisas, sus primeras palabras o sus primeros pasos. Si aprendes a gozar con esos momentos podrás sobrellevar mejor y con más cariño las responsabilidades.

-Interésate por tu hijo

En caso de que tu hijo sea más grande y esté en la guardería o en la escuela, interésate por sus gustos, amigos o actividades. Realiza una pequeña lista de sus aficiones y planea actividades con él. Si tu relación ha sido un poco distante, puedes empezar haciendo las actividades en familia y ya luego sólo con tu hijo.

-Es mejor la calidad que la cantidad

Recuerda que para ser buen padre no es necesario estar todo el día con tu hijo, lo importante es que los momentos que le dediques sean de calidad. Por ejemplo, si están viendo la tele, comenta con él el programa o película, aprovecha de explicarle lo que no entienda y de enseñarle, así no te pregunte.

- Exprésale tus sentimientos

Expresarle tus sentimientos es vital, dale un abrazo, dile cuánto lo quieres y recuérdale siempre que eres un padre incondicional. Puede que hagas muchas cosas por tu hijo, trabajes y te preocupes por suplir sus necesidades pero si no le haces saber tu esfuerzo, no lo valorará.

Temas: Paternidad, Ser padres

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.