¿Con qué frecuencia debe comer un bebé?

24 de octubre de 2011 por

bebecomePara alimentar al bebé algunas madres optan por establecer un horario de comida, generalmente de cada cuatro horas, mientras que otras prefieren guiarse según las peticiones de alimento del bebé. Las dos opciones pueden ser acertadas siempre y cuando la madre aprenda a conocer a su pequeño y reconozca sus necesidades alimenticias.

El libro Come, bebéy todos satisfechos escrito por Beatrice Hollyer y Lucy Smith y publicado por la Editorial Hispano Europea; es una guía para padres con consejos y pautas sobre la alimentación de los niños durante sus primeros meses de vida. En él se dan algunas recomendaciones para que las madres puedan establecer, sin inconvenientes, una periodicidad en la comida del bebé. A continuación mencionamos algunas de ellas:

Cuando las madres escogen un horario preciso para alimentar al bebé (de cada cuatro horas) es importante que observen y escuchen al pequeño atentamente, para comprobar que no necesita de más frecuencia alimento.

Las necesidades alimenticias de un bebé pueden variar. Mientras que un bebé grande puede quedar satisfecho con una toma de cada cuatro horas, un bebé pequeño y ansioso puede que sólo resista dos o tres horas sin alimento.

Uno de los inconvenientes que pueden surgir al fijar un régimen en el horario, es que el cuerpo de la madre se acostumbre a producir una cantidad determinada de leche y cuando el bebé demande más alimento por su crecimiento, la provisión de leche pueda ser insuficiente.

Uno de los errores más frecuentes que cometen las madres cuando se guían por la demanda de alimento del bebé, es el de dar varias tomas de leche sin que el pequeño esté lo suficientemente hambriento. Por eso es importante aprender a reconocer cuándo llora el bebé por hambre y cuando llora por otro motivo.

Después del nacimiento, hay que aprovechar al máximo las primeras semanas para que tanto la madre, como el bebé, aprendan y se habitúen a una regularidad en la comida.

Los primeros días es recomendable dar tomas de cada dos horas asegurándose de que después de cada toma el bebé ha saciado su hambre. De esta forma el niño se irá acostumbrando y su deseo de comer se irá desapareciendo.

Además, es bueno tener en cuenta que:

- El alimento extra que ingiere el bebé puede causarle indigestión.
- Es mejor comenzar gradualmente, entre más pequeños menos espacio de tiempo entre cada toma.
- Hay que asegurarse de que quedan satisfechos con el alimento.
- Una succión constante es la vía más rápida de acabar teniendo unos pezones irritados.

Temas: Alimentación del bebé, Bebés, Lactancia materna

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.