Cómo educar a los hijos en la primera infancia (III)

1 de abril de 2008 por

FamiliaDe 4 a 6 años

A medida que los niños se van haciendo mayores, tendrán más capacidad para seguir las pautas y directrices marcadas por los padres. De esta manera, les encantará poner en práctica su buena educación. Desde las guarderías, y centros infantiles también recibirán numerosas órdenes: hacer turnos, estar callados, lavarse las manos,… que deberán acatar con buenas y correctas normas de conducta.

Habla de ello

En el momento que las habilidades verbales del niño y su nivel de comprensión estén igualados, puedes hablarle del significado y la utilidad de los buenos modales; también le puedes preguntar sobre qué es lo que él considera de buena o mala educación.

Si en esta primera observación, consideras que existe alguna norma que el pequeño es incapaz de cumplir (por ejemplo, se levanta de la mesa antes de terminar de comer), procura hablarlo con él de la manera más natural posible para conseguir llegar a un acuerdo (“mientras acabamos el postre, puedes levantarte y ayudar a recoger la mesa”, por ejemplo).

Enseñar e inculcar los buenos modales a los niños es un proceso paulatino. Deberás ser paciente y ser consciente en todo momento de lo que tu hijo o hija es capaz de hacer dependiendo de su edad.

Sólo así, tu tiempo y tú paciencia se verán recompensados cada vez que diga “gracias” y se limpie con la servilleta antes de beber.

Artículos relacionados:

Cómo educar a los hijos en la primera infancia (I)

Cómo educar a los hijos en la primera infancia (II)

Temas: Educación de los niños, Ser padres

Comentarios 1 comentario
  1. Me parece un artículo muy interesante.

    A medida que los niños crecen, también crece la dificultad en educarlos y enseñarles pautas de comportamiento correctas.
    Creo que en esta etapa es más importante ir introduciendo hábitos y sobretodo poner límites que sean claros y coherentes. Es una manera de ejercer nuestra autoridad, que entiendan que hay una “jerarquía familiar”.

    Está bien que empiecen a comprender el porqué de los modales, pero las grandes explicaciones las dejaría para una etapa preadolescente. Es entonces cuando empieza la negociación con los hijos. Antes: límites, hábitos y buena comunicacíón con ellos. Así estaremos fomentando su seguridad y autoestima.

    Eli — 1 de abril de 2008 @ 10:50 am
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.