Cómo alimentar a tus hijos en verano

10 de junio de 2009 por

ninacomePodemos aprovechar el verano para cambiar la dieta de los niños. Con el calor disminuye el apetito y aumenta la sed, por eso es más fácil incluir alimentos refrescantes pero nutritivos.

Las comidas ligeras son más apetecidas en verano, las ensaladas o frutas fácilmente pueden ser las protagonistas de nuestro menú. Por eso te damos algunas sugerencias para aprovechar la llegada del verano y darles a los niños una alimentación infantil sana y nutritiva.

Para empezar, debes tener claro que los niños necesitan comer cinco veces al día. Puede que suene exagerado pero por el crecimiento y la actividad física necesitan pequeñas pero varias raciones de comida durante el día.

A continuación te damos algunas sugerencias para que este verano las tengas en cuenta en el menú de los niños:

-La hidratación es fundamental

Aprovecha para que los niños consuman fruta a través de los zumos. Puedes mantener zumos en la nevera para que en lugar de gaseosa encuentren algo sano para beber. El agua también es importante, haz que consuman como mínimo uno o dos vasos de agua al día.

-Utiliza los alimentos de la temporada

El melón, la sandía, la berenjena, las cerezas son los alimentos que, además de estar en su mejor momento, contienen grandes cantidades de agua y nutrientes. Son ideales para una merienda o como postre después de la comida.

-Recurre a las sopas frías, son refrescantes y alimenticias

Las sopas frías o las cremas son sencillas de preparar y muy deseables en esta época del año.
Es una opción que, al tener varias alternativas en los ingredientes (verduras, patatas, cereales), es muy nutritiva. Una sopa de verduras, por ejemplo, les proporciona a los niños fibra, antioxidantes y es baja en calorías.

-Las ensaladas y las macedonias

Al igual que las sopas, las ensaladas y las macedonias son platos de fácil preparación y múltiples ingredientes.

Las ensaladas, por ejemplo, se pueden hacer con lechuga, rúcula, espinacas y acompañarlas con otros alimentos que mejoren el gusto: frutos secos, gambas, atún, rodajas de fruta, uvas, etc.

Lo mismo pasa con las macedonias, puedes incluir todas las frutas que desees y acompañarlas con helado, con miel o de la forma en que más le llame la atención a los niños.

Estas opciones además de ser deliciosas contienen vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

El verano es ideal para alimentar a los niños en forma sana y sin mucho esfuerzo, con creatividad puedes preparar platos sencillos y deliciosos. Aprovecha el verano y cambia la dieta de tus hijos.

Temas: Alimentación del bebé, Alimentación infantil

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.