Aprender Inglés, todo un regalo para tu bebé

15 de diciembre de 2010 por

niñosSi esperas a un bebé o tienes a tu bebé ya en casa ¡Felicidades mamá! Es momento de muchas decisiones, y una de estas será que tipo de educación dar a vuestro hijo. Hoy en día, cada vez más, una opción es la de la educación bilingüe. Y para proporcionar esta, contamos con multitud de recursos.
Desde guarderías bilingües a ludotecas con talleres en este idioma. Desde colegios privados, a una amplia red de colegios públicos bilingües en comunidades como la de Madrid. La oferta es definitivamente amplia.

¿Pero cuales son los factores a tomar en cuenta para tal decisión?


El primer beneficio que muchos identifican con el aprendizaje de idiomas, es el laboral. En un mundo cada vez más globalizado, con 375 millones de personas que hablan inglés como idioma materno, y otras tantas que lo hacen como segunda lengua, nuestros hijos competirán por empleo con ciudadanos de Bangalore o Beijing. Es probable que en el futuro, tus hijos pasen algún periodo en el extranjero, por estudios o trabajo. No estarán sólos, porque en todo el mundo son 200 los millones de personas que viven fuera de su país de origen.

Por otra parte, el idioma no está sólo formado por palabras, es también cultura. Aún cuando tus hijos desarrollen su vida integramente en nuestro país, saber inglés les facilitará el viajar. Les abrirá a experiencias, a conocer gente y un estilo de vida que de otra manera no habrían podido experimentar. Y es que la diferencia entre el turista y el auténtico viajero, radica en la capacidad para comunicarnos con los demás.

Pero los beneficios no quedan ahí. ¿Sabías que según un estudio publicado en la revista “Science” los niños bilingües se adaptan mejor a los cambios? Esto se debe a que el niño bilingüe tiene, constantemente, que decidir que sonidos pertenecen a una lengua u otra, y desarrollan mayor capacidad de concentración en situaciones confusas. Otro estudio en Canadá, determina que el bilingüismo ejerce como protección contra la demencia y cuantifica este beneficio en un retraso de 4 años en enfermedades tales como el Alzheimer. En este contexto, no es de sorprender, que las personas bilingües tengan materia cerebral más densa. Esto es cierto sobre todo en el hemisferio izquierdo del cerebro, la parte que controla la mayoría de las funciones relacionadas a la comunicación y uso del lenguaje. Cuanto más pequeños adquieren los niños el conocimiento de un segundo idioma (especialmente si es antes de los cinco años) más acuciados son los efectos.

Por último, los niños que aprenden más de un idioma desde bebés tienen mayor capacidad para aprender un tercer o cuarto idioma. Esto se debe a que las similitudes entre unas lenguas de origen europeo y otras, facilitan el aprendizaje de términos. Así mismo, cuando el niño aprende idiomas diferentes al español antes de los dos años, aprende también un mayor número de fonemas. Y si no se aprenden estos antes de los dos años, se convierten en algo muy difícil de aprender en edades adultas. Esta es la razón por la cual muchos asiáticos tienen verdaderas dificultades para pronunciar la letra “r”, un problema que no tendrían, por ejemplo, de haber crecido conociendo otros idiomas que contasen con este fonema.

Ya sabes, si has tenido la oportunidad de aprender inglés en tu infancia o juventud, animate a compartir tus conocimientos, pues todo son ventajas. Y aunque pueda resultar raro hablar a tu bebé en otro idioma si no eres nativo, los beneficios compensan. Cuanto antes comiences, más fácil os será. Los principales métodos para desarrollar el lenguaje son los mismos independientemente de que el niño sea bilingüe o no. Asegúrate de tener un carrito en el que el bebé te pueda ver de frente e interactuar contigo, léele cuentos, juega con puzzles y tarjetas de objetos y animales… Usa todo juego que se preste al aprendizaje de diferente vocabulario y situaciones. Adicionalmente, los expertos recomiendan consistencia en el uso del idioma por parte de los padres, siendo los métodos más populares el de “un idioma por padre” o el de “un idioma por situación” (ejemplo “un idioma con los abuelos”, “otro en casa”…)

Y si no hablas inglés y quieres dar a tus hijos una oportunidad que tu no has tenido, apoyate de todos los medios que encuentres a tu alcance. Aparte del sistema educativo, existen una multitud de recursos, tanto en la web, donde encontrarás vídeos y juegos, como por medio de juguetes bilingües.

En conclusión, no dudes en otorgar la importancia necesaria al aprendizaje de un idioma.

¡Aprender Inglés es un regalo que acompañará a tu hijo durante toda su vida!

kidsinmadrid.com

Temas: Cuentos infantiles, Embarazo mes a mes, Lectura, Maternidad, Medidas de seguridad, Paternidad, Regalos y Canastillas

Comentarios 3 comentarios
  1. Muy bueno el artículo pero hace ya bastante tiempo que la idea de “un idioma, un padre” ha quedado obsoleta. Por supuesto, es beneficioso q haya una consistencia en el lenguaje pero no imprescindible. Mi propia experiencia lo demuestra. Un abrazo y gracias por la web.

    pilar — 16 de diciembre de 2010 @ 23:23 pm
  2. Hola!

    He llegado a esta página tras mucho leer y buscar para intentar entender qué puede estar pasando con mi peque de 18 meses.

    Yo le hablo siempre en inglés (aunque no soy bilingüe de cuna, tengo nivel C2 europeo y soy profesora de inglés. No me cuesta expresar mis sentimientos en dicha lengua tampoco).

    El resto del mundo que le rodea le habla en español (en la guardería se pasa bastantes horas, ya que yo trabajo).

    El tema es que mi peque de 18 meses no dice ni mamá, sólo balbucea algún ga-ga, ta-ta, brrrruu, cosas así. Tampoco responde cuando se le llama, y eso sí me preocupa, porque me da la impresión de que cuando le doy órdenes simples como “come” “stop” no las entiende.

    Su nombre es bastante largo (de cuatro sílabas) y yo la llamo por el nombre completo, pero en la guarde usan un diminutivo.

    Otra cosa que me preocupa es que no quiere saber nada de nadie, cuando nos encontramos a gente por la calle. Conmigo es muy cariñosa, pero no le gusta que los demás le digan cosas.

    ¿Puede todo esto tener algo que ver con que no entienda ninguno de los dos idiomas todavía? ¿Es algo habitual en niños bilingües o me estoy enfrentando a un problema mayor?

    Muchas gracias de antemano por toda la ayuda que me podáis facilitar.

    Un saludo de una madre que ya no sabe si hace bien o no…

    Cris — 26 de septiembre de 2011 @ 13:18 pm
  3. Hola, mi niña tiene 14 meses y mi marido y yo la hablamos en inglés desde que nació (aunque no somos ninguno bilingüe y nuestro nivel no es muy bueno) y mis padres que la cuidan por las mañanas la hablan en español y la verdad es que me sorprende lo que puede llegar a entender en los dos idiomas. Entiende todo lo que la decimos tanto en ingés como en español, yo animo a todo el mundo a que lo intente porque la verdad es que ahora son una esponja y se quedan con todo. Cada día nos sorprende más de todo lo que sabe en inglés.

    Cristina — 2 de enero de 2012 @ 9:51 am
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.