Anticoncepción masculina: vasectomía (II)

1 de febrero de 2008 por

HombreLa técnica

El proceso quirúrgico es descrito por la Asociación Americana de Urología de la siguiente manera: “en una vasectomía convencional, el urólogo hace uno o dos pequeños cortes en la piel del escroto.

Se corta el vaso deferente y puede extraerse una pequeña parte con el fin de dejar un pequeño hueco entre los dos extremos. A continuación, el urólogo amarra los extremos cortados con materiales de sutura y cierra la incisión escrotal con puntos reabsorbibles.

Luego se repite el mismo procedimiento del otro lado”.

Existe otro método menos convencional, nos estamos refiriendo a la vasectomía sin bisturí. En este caso, el urólogo palpa la piel del escroto en busca del vaso y, cuando lo encuentra, lo sostiene con una pequeña abrazadera. Posteriormente utiliza un instrumento para hacer un pequeño pinchazo en la piel y estirar la apertura para poder sacar el vaso deferente, cortarlo, atarlo o cauterizarlo y volver a colocarlo en su lugar.

El postoperatorio

La operación es ambulatoria y los especialistas recomiendan que, tras su realización, el paciente regrese inmediatamente a su domicilio, evite la actividad sexual y, sobre todo, la realización de ejercicio extenuante.

Si se produce inflamación o malestar, puede aliviarse colocando una compresa con hielo sobre el escroto.

Generalmente, los pacientes intervenidos, se recuperan por completo a la semana de la intervención y, muchos de ellos, se incorporan a la actividad laboral el día siguiente a la intervención. La actividad sexual puede retormarse con normalidad a los pocos días, pues la operación, si resulta exitosa, no afectará de ninguna manera a la vida sexual.

No obstante, los expertos aseguran que la efectividad de la intervención no es inmediata. Pues, tras su realización, los testículos continúan fabricando espermatozoides. La única diferencia es que ahora mueren en estos órganos, siendo reabsorbidos por el propio organismo. Por tanto, es recomendable utilizar otros métodos anticonceptivos evitando posibles embarazos.

Según lo descrito anteriormente, es recomendable la realización de un análisis de semen para conocer la efectividad de la vasectomía. Así, se descartará la presencia de esperma en el eyaculado. El tiempo que debe transcurrir hasta que se logre la desaparición de espermatozoides de la eyaculación varía de un varón a otro.

Casi todos los urólogos recomiendan hacer el control de esperma en el semen una vez transcurridos dos meses de la operación, o 12 eyaculaciones después, como mínimo. Si la eyaculación sigue manifestando presencia de espermatozoides, la pareja deberá continuar utilizando anticonceptivos hasta que la analítica demuestre la ausencia total y absoluta de esperma.

Más información: La anticoncepción masculina permanente: vasectomía

Temas: Fertilidad y concepción

Comentarios 1 comentario
  1. hola ante todo gracias por la inforacion le escribo para hacer una pregunta…es posible hacer este procedieinto a adolscentes masculinos al desarrollarse para evitar ebarazos prematuros, como una medida de prevencion entre adolescentes ? trae efectos negativos para el crecimiento y desarrollo sano de is hijos?

    jessica — 14 de febrero de 2010 @ 19:29 pm
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.