Alimentación vegetariana en los bebés

6 de febrero de 2008 por

bebefrutaSi quieres que tu hijo sea vegetariano, tendrás que acostumbrarle a ingerir sólo ciertos tipos de alimentos como cereales, legumbres, frutos secos, productos lácteos y derivados de la soja, frutas y verduras.

Los primeros meses de su vida no implican ninguna dificultad, ya que tomará lo mismo que cualquier otro bebé: leche materna o leche de fórmula adaptada.

El verdadero problema llega a la hora del destete o retirada del biberón, ya que sin una dieta equilibrada, el niño podría presentar deficiencias nutricionales y vería seriamente afectado su crecimiento.

De 4-5 meses.

En esta etapa la leche materna o adaptada son la fuente más importante de manutención. Los alimentos sólidos aún no son necesarios, puesto que la leche cubre todas las necesidades nutricionales del bebé.

Finalizando el tercer mes y comenzando el cuarto se comienzan a incluir alimentos como: verduras trituradas, frutas trituradas y arroz infantil, harina de maíz, sagú o mijo, todo en pequeñas dosis.

De 5-6 meses.

La leche sigue siendo el alimento más importante en la dieta del pequeño. No obstante, hay que ir introduciendo de forma gradual el número de alimentos sólidos, primero de una a dos raciones y después, tres veces al día.

Puedes empezar a probar con lentejas trituradas con un poco de aceite vegetal y una mayor variedad de frutas y verduras. Aún es pronto para introducir el trigo, la avena, los frutos secos o los huevos.

De 6-8 meses.

Lo habitual es que los bebés ya estén comiendo sólidos tres veces al día. A partir de los seis meses, pueden empezar a ingerir cereales con glúten, como el trigo y la avena, en forma de pan y/o papillas.

Puedes probar e introducir el tofú, las cremas finas de frutos secos y las judías en puré.

Los productos lácteos (leche de vaca, yogur y queso) no deben ser introducidos antes de los seis meses debido al riesgo de intolerancia a la lactosa.

De 8-12 meses.

Gradualmente, el bebé tolerará más fácilmente la comida con grumos o sólida. Se pueden introducir los guisantes y las judías bien cocidas y/o trituradas, teniendo en cuenta que la dieta sea baja en sal.

Evita, en la medida de lo posible, las galletas o bizcochos. Intenta introducir pedazos de manzana pelada, de zanahoria cruda o mendrugos de pan. Cuando el bebé sea capaz de masticar trozos de fruta, los sándwiches y las tostadas pueden convertirse en alimentos cotidianos.

Alrededor de los 12 meses, el niño deberá realizar tres comidas diarias.

Temas: Alimentación del bebé

Comentarios 2 comentarios
  1. [...] Asociación Médica Británica señala que una dieta vegetariana puede proporcionar todos los nutrientes necesarios para un correcto crecimiento del bebé. Eso sí, [...]

    Pingback La dieta vegetariana, ¿aporta todos los nutrientes necesarios? | Blog de paraBebes.com — 20 de febrero de 2008 @ 12:18 pm
  2. [...] Para introducir sus primeros sólidos, elige una toma en la que el bebé suela estar despierto y alerta (por ejemplo, al mediodía) entre [...]

    Pingback Trucos y consejos frente al destete — 26 de mayo de 2008 @ 11:29 am
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.