Accidentes de niños en el hogar: atragantamiento por cuerpo extraño

22 de diciembre de 2007 por

BotiquínEstos accidentes son menos frecuentes pero pueden revestir gravedad, ya sea por el atragantamiento con alimentos o con objetos.

Digamos que es la entrada de cualquier objeto en el aparato digestivo o respiratorio del niño. Siendo muy frecuente en los menores de 5 años. Los elementos que se introducen más a menudo son: frutos secos, las piezas de juguetes, tapones de botellas, monedas y materiales de juego.

En el aparato respiratorio, más frecuente en los niños de 1 a 3 años de edad:

- Cuando el elemento es orgánico (cacahuete, almendras, pipas,…) en pocos días (e incluso horas) se puede producir una inflamación considerable de los bronquios.

- Cuando el elemento es inorgánico o romo (sin puntas o sin afilar) no llegando a ocluir por completo el bronquio, puede no producir síntomas en un principio o, si se produce algún efecto, el niño suele tener una tos persistente. Sin embargo, si la obstrucción es grande, puede producirse una crisis de asfixia, llegando en último término, la muerte.

- En otros casos, si los atragantamientos no se diagnostican o no se extrae el material perturbador, puede originarse alguna que otra complicación a medio y largo plazo: crisis de tos, dificultad para respirar (asma) o infecciones respiratorias de repetición; bronquitis, neumonía, etc.

En el aparato digestivo:

Podemos apuntar que, las monedas son los elementos más frecuentemente tragados.

- Tras tragar cualquier objeto de tamaño considerable, suele quedar una molestia transitoria en el esófago a cualquier altura, entre el cuello y el abdomen. Digamos que el esófago es el tubo que conecta la boca con el estómago. No obstante, esta sintomatología va remitiendo progresivamente.

- Aunque parezca raro, las espinas del pescado también pueden quedar adheridas a las paredes de la garganta, más concretamente en las amígdalas, provocando molestias locales.

- Los elementos grandes atrapados en la parte superior del esófago, provocan un babeo intenso, dificultando incluso, la acción de tragar saliva. Si esto ocurre en la parte inferior, el niño puede presentar dolor al tragar alimentos sólidos, puede tener vómitos o tener dolor abdominal (generalmente, localizado en la boca del estómago).

- Por lo general, suelen expulsarse en el plazo de 1 a 7 días.

¿Qué hacer inmediatamente?

- No intentar, de ninguna de las maneras, la extracción manual a ciegas de un elemento situado en la garganta (excepto si es fácil de visualizar y de extraer). Corremos el riesgo de empeorar la obstrucción.

- El niño tendrá que intentar toser con fuerza, inclinando su cuerpo hacia delante. Le podemos ayudar dándole golpes secos con el talón de la mano en la zona media-alta de la espalda (entre las dos escápulas).

- En situaciones de urgencia, en las que el niño presente labios o piel morada y crisis de falta de aire en niños mayores de 1 año de edad, se recomienda realizar las maniobras de expulsión o de Heimlich. Es decir, se abraza al niño desde detrás, pasando nuestros brazos por debajo de sus axilas y realizando series de 5 compresiones bruscas con las dos manos entrelazadas; buscando un punto intermedio entre el ombligo y el final del esternón, en dirección ascendente.

¿Cuándo acudir a un centro médico?

- Si persisten las molestias o la dificultad para tragar alimentos o saliva.

- En caso de “pilas de botón”, se pueden originar lesiones en las paredes del esófago y/o estómago. En este caso, será necesario acudir con prontitud a un centro médico, para su proceder a su extracción.

- Si persiste cualquier otro grado de dificultad respiratoria, será necesario acudir a un centro sanitario lo más cercano posible a su domicilio.

Temas: Niños, Primeros auxilios, Salud infantil, Seguridad

Comentarios 3 comentarios
  1. [...] de las pilas y baterías pequeñas ya que, además de ser tremendamente tóxicas, podría asfixiarse con ellas. Además, cuando adquirimos un lápiz de color o rotulador, muchas veces no nos percatamos [...]

    Pingback El juguete indicado para cada etapa infantil | Blog de paraBebes.com — 3 de enero de 2008 @ 13:39 pm
  2. [...] Accidentes de niños en el hogar: quemaduras [...]

    Pingback Accidentes de niños en el hogar: caídas y golpes | Blog de paraBebes.com — 4 de enero de 2008 @ 16:55 pm
  3. Gracias por la informacion entregada ya que hoy tuve la triste experiencia de saber que mi nieto de 1 año cuatro meses se habia tragado una guinda capuli con semilla y todo .La informacion me sirvio para alertar a la madre y al padre de que se preocuparan de lo ocurrido.

    Espidia — 3 de febrero de 2013 @ 3:08 am
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.