10 razones para tomar sopa en el embarazo

17 de enero de 2012 por

La Fundación Dieta Mediterránea recomienda el consumo de sopa durante el embarazo no sólo por su alto contenido en vitaminas y minerales, esenciales para el correcto desarrollo del bebé, sino también por su papel en las necesidades de hidratación de la mujer embarazada.

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, la mujer debería consumir entre 2 a 3 litros diarios al día durante el embarazo, cantidad que equivale a unos 10 vasos de agua diarios para ayudar a conseguir la hidratación necesaria para la creación y el mantenimiento del líquido amniótico. Además, durante los seis primeros meses de lactancia materna, la madre debe ingerir 600-700 ml. adicionales de líquido.

Además de hidratante y nutritiva, la sopa es saciante, fácil de digerir y permite mantener bajo control el peso durante el periodo de gestación. Por todo ello, la Fundación Dieta Mediterránea, en colaboración con Gallina Blanca, propone diez buenas razones para tomar sopa durante el embarazo:
1. Forma parte de nuestra tradición culinaria universal y mediterránea. Generación tras generación la sopa ha perdurado en el tiempo y todavía hoy es un plato habitual en muchos hogares españoles.
2. La sopa ayuda a llevar una alimentación variada y completa.

3. Por su alto contenido en componentes líquidos, la sopa es un alimento muy recomendable durante el embarazo y la lactancia. Contribuye a la generación del líquido amniótico.

4. Además de rica y sana, es un plato que se adapta a todos los bolsillos y fácil de hacer.

5. Aporta nutrientes, vitaminas y minerales, ideal para la mujer embarazada.

6. Durante el periodo de gestación, el apetito de la mujer aumenta. La sopa es un alimento que sacia y nutre sin aportar cantidades excesivas de grasa y calorías.

7. Durante el embarazo es muy importante que la mujer coma alimentos fáciles de digerir, sobre todo durante el primer trimestre que es cuando las náuseas y los vómitos leves son más comunes. El proceso de elaboración de una sopa facilita la digestión de sus ingredientes, convirtiéndola así en un plato ideal para futuras mamás.

8. Su proceso de elaboración es garantía de higiene y seguridad ya que se someten los alimentos y el agua a temperaturas de 100ºC destruyendo así los microorganismos comunes a carnes, aves y vegetales crudos.

9. Estés embarazada en verano o en invierno podrás tomar sopa en cualquier época del año y aprovechar los mejores ingredientes de cada temporada.

10. Es muy recomendable para las embarazadas y madres lactantes ya que permite alcanzar parte de las recomendaciones diarias nutritivas en esta etapa de la vida.

Temas: Alimentación durante el embarazo, Embarazo

Comentarios Este artículo no tiene comentarios
Deja un comentario

* Estos campos son obligatorios

Al apretar el botón "Enviar" aceptas las condiciones legales de paraBebes y clubParenting.